La ciudad

El Concejo Municipal aprobó el aumento del boleto y desde el lunes costará 4,30 pesos

Además, una comisión estudiará la implementación de una tarifa universitaria. Sube el Drei para grandes contribuyentes.

Viernes 04 de Abril de 2014

Un boleto a 4,30 pesos con descuentos de hasta el 20 por ciento según aumente la cantidad de pasajes comprados, aumento del 5 por ciento en la tasa del derecho registro e inspección (Drei) para medianos y grandes contribuyentes, suba en la tasa por transferencia de vehículos y la creación del medio boleto para estudiantes terciarios y universitarios, cuya implementación se estudiará en los próximos 120 días. Este fue el paquete que ayer votó el Concejo para oxigenar el sistema de transporte. El PRO, el FpV, el PPS y los bloques unipersonales de Diego Giuliano y Carlos Cossia, no apoyaron la suba del boleto.

El aumento del boleto comenzará a regir a la cero hora del lunes próximo. Según se detalló desde el Ente de la Movilidad, durante el fin de semana se adecuarán las canceladoras a bordo de los colectivos y los posnet en los puestos de venta.

A partir de la próxima semana el boleto básico para el sistema prepago será de $4,30, mientras que para la tarjeta laboral de 40 pasajes ese monto bajará a $3,70. Además, se fija en $3,50 el valor para el llamado boleto de uso frecuente, con 80 pasajes. Si se utilizan monedas para cambio justo, el pasaje costará cinco pesos. Quienes en la actualidad tengan franquicia, pagarán 2,15 pesos.

La modificación al Drei es un aumento del 5 por ciento que lleva la alícuota a 6,83 por mil para facturaciones superiores a los 216 mil pesos. Mientras que la tasa de actuación en las transferencia de vehículos tendrá un incremento escalonado según el valor de los mismos, siendo el monto máximo de 450 pesos para los rodados de alta gama.

El acuerdo también incluye un nuevo estudio de costo del boleto en el que se prevé que el Ejecutivo aporte al sistema urbano los importes correspondientes a la franquicia estudiantil vigente (50 por ciento de la tarifa básica), que en la actualidad no ingresan.

Lo innovador fue la creación del medio boleto terciario y universitario. Este fue el último obstáculo a sortear en la carrera contrareloj de las negociaciones y que el radical Jorge Boasso impulsó como condición indiscutible para apoyar la suba del boleto.

La creación de la tarjeta o pasaje para alumnos de nivel terciario y universitario de Rosario, con un valor del 50 por ciento del boleto básico, se plasmó en una ordenanza en la que se aclara que la medida será para quienes estén comprendidos en las condiciones socioeconómicas y académicas que fijará una comisión ad hoc.

Para hacer efectivo el medio boleto universitario se convocó a una mesa de trabajo de la que participarán representantes de la Universidad Nacional de Rosario (UNR), del Ejecutivo y de cada uno de los bloques políticos del Concejo. El grupo tendrá 120 días corridos para fijar las condiciones y requisitos que deberán reunir quienes aspiren a este beneficio (ver aparte).

Debate caliente. El proyecto que se consensuó con más cuidado que una filigrana y que impulsó el bloque socialista después de que el Ejecutivo anunciara la necesidad de aumentar el boleto, logró la adhesión de los escaños radicales que integran Jorge Boasso, Sebastián Chale y María Eugenia Schmuck y del justicialista de Compromiso con Rosario, Osvaldo Miatello.

Ayer, el oficialismo arrancó la jornada con sus ocho votos y una consigna, aprobar el aumento del boleto a como diera lugar. Extramuros, la versión de un paro de la Unión Tranviarios Automotor (UTA) que nuclea a los choferes, operaba como espada de Damocles. Adentro del Palacio Vasallo hubo reuniones pequeñas y ampliadas, llamados telefónicos y mesas de café para tratar de construir el acuerdo entre los bloques políticos señalados.

Lo que siguió fue lo que se dice una versión rosarina de atardecer de un día agitado. Los jóvenes que habían arrancado temprano con movilizaciones a favor de la conquista estudiantil lograda aguantaron los trapos durante toda la jornada. Fue justamente esa persistencia de petardos y redoblantes en la puerta del Concejo, el presagio de que más temprano que tarde, el medio boleto universitario sería realidad.

Ya cerca de las 18, los movimientos rápidos y los primeros gestos distendidos de los ediles que participaban en la discusión, fueron las primeras señales. Se había logrado el acuerdo tan meneado y enseguida hubo cámaras para trasmitir que el consenso había cerrado, incluyendo "un hecho histórico, después de veinte años, el medio boleto universitario", anunció Boasso. Filoso, el edil no pasó por alto que junto a Osvaldo Miatello habían sido los únicos en presentar propuestas alternativas, las mismas que ayer ayudaron a configurar el nuevo costo del pasaje.

Pero no todo es color de rosa. Habrá que esperar 120 días para que la comisión dictamine quiénes podrán acceder a ese beneficio, que ayer reivindicaban varios partidos políticos.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario