La ciudad

El Concejo definirá si autoriza el funcionamiento de un gimnasio fuera de reglamento

Sin autorización, el Rowing Club lo construyó de doce metros de altura. Ahora acepta bajarlo a 8,25, pero el tope del código urbano en la zona es de seis metros

Jueves 20 de Septiembre de 2012

El Concejo Municipal definirá hoy si finalmente autoriza al club Rowing a levantar un gimnasio sobre la costa del Paraná. Después de casi cuatro años de gestiones, la última propuesta del club de avenida Colombres al 1700 fue mantener una estructura de 8,25 metros con techo a dos aguas. Altura que supera en 2,25 metros el tope impuesto por el código urbano para los edificios con vista al río, pero que permitirá a la institución albergar competencias nacionales de vóley. Para el presidente de la entidad, José Luis Berrio, de prosperar la iniciativa "la ciudad ganará una obra para la actividad deportiva".

El proyecto que autoriza la excepción de altura para la construcción del polideportivo del club llega hoy al recinto del Palacio Vasallo después de una áspera discusión en la comisión de Planeamiento del cuerpo. Tanto es así que de las cuatro firmas necesarias para que la iniciativa pueda tratarse, sólo la del socialista Manuel Sciutto fue afirmativa; los otros tres concejales (María Fernanda Gigliani del PPS, Alejandro Rosselló y Laura Bertotto de Weskamp, ambos del Pro) lo hicieron en disidencia. Es más, se planteó la voluntad de presentar también un despacho de minoría rechazando la prerrogativa, pero finalmente no prosperó.

Sciutto consideró que, más allá de lo que se decida esta tarde, "lo importante es que se resuelva la situación", poniendo fin a cuatro años de idas y venidas que comenzaron en marzo de 2009, cuando un grupo de vecinos de Alberdi realizó una presentación judicial en contra de la estructura de 12 metros que comenzó a plantar el club. En el medio, la obra fue clausurada por el municipio varias veces y llevó las actuaciones al Tribunal de Faltas Nº 1, aunque el magistrado desestimó la denuncia en agosto del año pasado.

Así, el concejal socialista advirtió que "actualmente tenemos una construcción de 12 metros entorpeciendo la visual al río de los vecinos. Algunos entienden que es conveniente que se desmantele, otros creemos que este nuevo proyecto puede ser una salida para que el club pueda mantener su polideportivo sin afectar el entorno. Más allá del resultado, es necesario concluir el tema".

Idas y vueltas. El presidente del club destacó que "esta es la tercera propuesta que llevamos al Concejo" y que la altura de 8,25 metros es el mínimo permitido por "las exigencias de las normas de la asociación de vóley para competencias deportivas y las posibilidades del terreno, ya que si bajamos más el piso correría riesgo de inundarse frente a una crecida del Paraná".

Y apuntó que el proyecto cuenta con el aval de los vecinos "que participaron de una mediación del Colegio de Abogados y de reuniones en el Concejo". Para Berrio, "si se aprueba el proyecto no sólo será importante para el club, que podrá tener su polideportivo, sino para todas las escuelas e instituciones que usan sus instalaciones para las clases de educación física o para otro tipo de eventos. Es una obra para la actividad deportiva, que favorecerá a toda la ciudad", subrayó.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS