La ciudad

El Concejo comienza a definir la suba de tarifa de taxis y colectivos

Aumento de tarifa en puerta. Los titulares de licencias de taxis afirmaron sentirse usados con el fin de avalar un aumento en el transporte urbano de pasajeros.

Lunes 06 de Julio de 2015

El Concejo comenzará a definir, a partir de hoy, si aprueba un aumento para los taxis, remises y colectivos. De existir despacho de la comisión de Servicios Públicos se sabrá si habrá un "combo" con los tres, o bien se opta por privilegiar los coches de alquiler para darle tratamiento pasado mañana en el recinto. También asoma un aumento desdoblado en los colectivos, con el fin de amortiguar su impacto.

En este escenario, los titulares de licencias de taxis ya pegaron el grito en el cielo: "Meten los ómnibus y nos empiojan las negociaciones a nosotros. Nos usan para sacar una tarifa del transporte urbano. Con esta movida embarran la cancha", fue una de las frases de las cámaras que agrupan al sector.

Hoy, a partir de las 9, la comisión de Servicios Públicos intentará proseguir las negociaciones iniciadas el viernes pasado, después de que arribaran al cuerpo deliberativo los estudios de costos de colectivos y taxis.

En el primer caso, la suba para cubrir los gastos debería llevar el boleto a 6,65 pesos (un 33 por ciento respecto a los 5 pesos vigentes), mientras que para los coches de alquiler el desfasaje ronda el 40 por ciento.

Los números del Ente de la Movilidad dispararon la discusión política en el Palacio Vasallo. Macristas, kirchneristas y el Partido del Progreso Social anticiparon su negativa a levantar la mano por una suba superior a los 6 pesos.

A ello, hay que sumarle la pretensión de la Unión Tranviarios Automotor (UTA) de que las concesionarias locales del sistema de colectivos aporten un plus del 5 por ciento a la paritaria nacional y así llegar casi al 33 por ciento de suba salarial.

Pero todo este "ruido" por la discusión en torno al transporte urbano de pasajeros causó malestar entre la familia taxista, que venía hilvanando un aumento tarifario hace tres meses con los concejales.

A partir de hoy se sabrá el destino de lo que pueda ocurrir este miércoles, jornada en la que está prevista la sesión en reemplazo del feriado del próximo 9 de julio. La última antes de las vacaciones de invierno.

Y si bien en la comisión de Servicios Públicos el oficialismo tienen quórum propio (4 de 7 firmas) con los socialistas Manuel Sciutto, Miguel Cappiello, el pedepista Aldo Poy y el arista Carlos Comi; en el recinto cuentan con 10 votos y deberán ir a la búsqueda de otras dos voluntades para imponer los aumentos. Una tarea compleja que demandará hábiles negociadores del Frente Progresista.

Bronca tachera. "Se complica todo, porque meten este tema de yapa. Nosotros dijimos que lo nuestro tenía que salir sí o sí porque sino habrá problemas. Queremos que dejen el colectivo para otra oportunidad. En esto, también la intendenta Mónica Fein aprovechó la volada para meter todo en un mismo paquete. Por eso, más allá de la discusión vamos a pedir que se separen los temas porque nos empioja la situación", argumentó el titular de la Asociación de Titulares de Taxis Independientes (Atti) Mario Cesca.

El secretario adjunto de la Cámara de Titulares de Taxis de Rosario (Catiltar) José Iantosca, no ocultó su enojo. "Nos metieron en un enredo en el que no teníamos que estar y trabó la tarifa de taxis. Nos usan para sacar un aumento de colectivos y nosotros decimos que buscamos lo nuestro y lo que pase con los ómnibus es un tema de ellos", indicó el dirigente para advertir que si se dilata el aumento a taxis para después del receso invernal del Concejo "ya avisamos que habrá medidas de fuerza durante las vacaciones, esto es seguro".

También desde la Cámara de Remiseros, Alfredo Gordo, expresó su malestar. "Cuando se empezó a conversar la tarifa de remís no estaba en discusión el colectivo, y al incluirlo nos perjudica y entorpece la negociación", destacó para agregar: "Presumo que nos quieren usar y se embarra la cancha".

En la misma sintonía se expresó el concejal peronista Osvaldo Miatello. "Utilizan los taxistas como excusa para apretar a la oposición y aumentar el boleto de colectivo sin discusión", denunció el edil al señalar que "la intención del interbloque del Frente Progresista de unificar las discusiones apunta a avanzar sobre un aumento del colectivo sin detenerse a discutir alternativas para evitarlo".

Una suba desdoblada para encontrar consenso

Los escenarios que se pueden abrir hoy, partir de las 9, en el anexo del Concejo Municipal, en la comisión de Servicios Públicos son varios. Desde si se pone en marcha un triple aumento: taxis, remises y colectivos a varias alternativas que andan circulando entre los ediles. Un "plan B" sería avanzar con los coches de alquiler y relegar los ómnibus para más adelante; o votar un desdoblamiento en la suba tarifaria para los tres servicios como fórmula para encontrar consenso, como ya se hizo con los taxis el año pasado.

De ser así, por los pasillos del cuerpo deliberativo ya se escucha una suba del boleto prevista en 5,75 pesos para julio y autorizar 6,50 pesos en noviembre.

El fin de semana pasó con celulares al rojo vivo. Las negociaciones entre bancas se produjeron en un domingo marcado por las elecciones en varios distritos del país.

"No sé si sale algo este miércoles, me gustaría que sí para no dilatar porque hay inflación y no se puede negar. Está sobre la mesa un acuerdo en dos veces, pero aún no hay nada, falta consenso pero quizás salga el aumento de taxis", titubeó el pedepista Aldo Poy.

El peronista Miatello anticipó que no votará una suba del boleto y fue a la carga: "Sacar todo en una semana producirá un conflicto serio, justo cuando estamos conversando con los taxistas hace meses".

Miatello fue mas allá: "Ni (el empresario de Rosario Bus, Agustín) Bermúdez pidió aumento, en cambio el oficialismo lo apura porque le teme al nuevo Concejo".

Desde el PRO, la concejal María Julia Bonifacio se mostró soprendida por la celeridad con la que actuó el oficialismo en ingresar el estudio de costos de taxis y colectivos y buscar una suba tarifaria. "No es serio trabajar bajo esta presión. El tema ómnibus tiene un altísimo impacto y hay que analizarlo con responsabilidad y ver si hay proyectos alternativos al aumento. En cuanto a los taxis no hemos avalado subas porque no se cumplen con las medidas de seguridad previstas en las ordenanzas que el Ejecutivo tampoco controla", remarcó.

El presidente de la comisión, Carlos Comi insistió en que el problema fundamental es la inflación, para deslizar que "de fracasar las tratativas , se podría avanzar con taxis y remises", al advertir que las subas desdobladas para los tres servicios "resultan más fáciles de afrontar para los usuarios".

Cuando se lo consultó sobre un aumento en dos etapas para ómnibus, Comi no dudó: "La idea sería aplicarlo a colectivos para no generar alto impacto y acompañaría la negociación salarial". El edil arista llamó a privilegiar "las coincidencias por sobre las diferencias".

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario