La ciudad

El Concejo comenzó a debatir la eliminación del estacionamiento en Oroño

La medida implicaría la pérdida de unos 340 sitios para dejar el auto que hoy administra la concesionaria Tránsito Rosario.

Miércoles 18 de Abril de 2018

El proyecto que contempla la eliminación del estacionamiento en ambos sentidos de Oroño desde Pellegrini al río, y la colocación de una ciclovía en el bulevar, llegó ayer a la comisión de Obras Públicas. La iniciativa generó un fuerte debate y dejó algunos datos: si se prohíbe el aparcamiento de coches se eliminarían 340 boxes a cargo de la concesionaria Tránsito Rosario, por lo que habría que reubicarlos, pero el Ejecutivo no está obligado a compensar esta quita. En tanto, se prevé para hoy el ingreso al Concejo de otra iniciativa en la materia impulsada por el edil arista Pablo Javkin.


Desde que La Capital hizo público el proyecto de modificar la movilidad en este tramo estratégico del centro, el debate se instaló en las bancas del Palacio Vasallo y la sociedad rosarina. El peronista Osvaldo Miatello propone continuar la red de ciclovías por Oroño desde Pellegrini al río en forma paralela al cantero central, sobre la calzada, y eliminar a su vez el estacionamiento de coches en las márgenes del cordón.

Esa medida implicaría sacar en esas 18 cuadras unos 340 boxes de estacionamiento medido a cargo de Tránsito Rosario. Ese número es el 7 por ciento del total del radio a su cargo como concesionario. En tal sentido, Miatello aclaró que, según los pliegos, a la empresa recién habría que compensarla a partir de una quita del 20 por ciento de los lugares que administra en la zona bajo su control.

La comisión de Obras Públicas comenzó a debatir ayer el proyecto y se estima que el tratamiento será extenso.

"Acepto que es un tema complejo y llevará un tiempo de debate, pero lo peor que se puede hacer en esta problemática es no hacer nada", consideró Miatello.

Una opción es amalgamar las propuestas que existan en el parlamento local en torno a los cambios en Oroño. Para hoy, se espera que Javkin haga público los detalles de su iniciativa, parte de la cual este diario ya anticipó en su edición del sábado pasado.

oroñoconcejo1.jpg

Supuestos beneficios

Del proyecto de Miatello sobresale el tema más ríspido: la prohibición del estacionamiento en ambas manos del bulevar. "Les vendría muy bien a los frentistas; a los colegios, para que los padres puedan acercar a sus hijos con el auto; y al resto de las instituciones, para que la llegada sea más fluida. Este circuito de Oroño es fundamental para las ciclovías, para unirlas en red, y en relación a los autos habrá que buscar alternativas en las calles paralelas o en las transversales", destacó el edil para flexibilizar su postura y aceptar debatir la prohibición por horarios.

En cuanto al cantero central, Miatello negó que sea una solución subir las ciclovías a la vereda. "Se le quitaría el espacio verde a los que están caminando", consideró. Su idea es colocar la bicisenda en la calle, paralela al cantero central, en ambas manos.

El concejal entiende que "el problema son los autos, porque sino hacemos algo, Rosario será invivible". En cuanto a la postura no definida del municipio, el legislador encendió sus críticas: "No se puede quedar bien con todo el mundo".

oroñoconcejo2.jpg

Por su parte, el presidente de la comisión de Obras Públicas, el macrista Agapito Blanco, puso sus reparos. "A priori, eliminar el estacionamiento genera muchas dudas y previo a ello se debe escuchar a instituciones, sanatorios y colegios. Sacar los boxes produce mucho ruido y se ve como algo impracticable. Lo que no está en discusión son las ciclovías, que deben hacerse. Esto amerita un estudio en profundidad, donde se analicen los impactos de las medidas", apuntó.

En tanto, la concejala de Igualdad Popular, Fernanda Gigliani, recordó que la idea de Miatello ya se encuentra contemplada en el plan de movilidad del municipio. A diferencia de otras opiniones, ella ve factible montar la bicisenda por el cantero central, que al ser tan ancho podría admitir un sendero de bicicletas. "Así, nos permitiría buscar una salida para no ir al extremo de quitar el estacionamiento. De todos modos, Oroño es un caso particular que merece ser estudiado", concluyó.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario