La ciudad

El Concejo autorizó una urbanización en la zona noroeste

El Concejo recategorizó ayer las áreas inundables de la urbanización privada Palos Verdes. Con el nuevo rango, las tierras pasan a convertirse en aptas para emplazar las viviendas sociales...

Viernes 20 de Septiembre de 2013

El Concejo recategorizó ayer las áreas inundables de la urbanización privada Palos Verdes. Con el nuevo rango, las tierras pasan a convertirse en aptas para emplazar las viviendas sociales que se construyen como contraprestación del proyecto. La medida generó un debate que se saldó con los 12 votos del oficialismo y sus aliados. La oposición votó en contra y dio el único debate de la tarde.

Lejos de los durísimos cruces del martes, ayer el Concejo tuvo dos encuentros signados por la tranquilidad. Una brevísima reunión de Parlamentaria (previa a la sesión y para afinar temas) y la reunión del recinto, donde descolló el tema de Palos Verdes.

Se trata de 79 hectáreas al norte del Bosque de los Constituyentes, en el oeste rosarino, y que en su versión original tenía tramos inundables según un estudio realizado por la Universidad Nacional de Rosario (UNR), en 2011.

La investigación determinó tres tipos de áreas para esa zona, según estuvieran más o menos alejadas del peligro de una inundación en condiciones adversas. Así se plasmó la llamada mancha de inundabilidad que se tomó como criterio para las urbanizaciones.

Pero como desde esa fecha hasta acá pasó mucha agua bajo el puente y hubo cambios en la zona, ante este escenario los concejales quisieron saber si la mancha había variado.

"Pedimos revisar la mancha de inundabilidad, pero no sólo no se hizo, sino que la intendenta Mónica Fein vetó el proyecto", relató el edil por el radicalismo, Jorge Boasso. Pero los ediles no fueron los únicos curiosos. La urbanización Palos Verdes hizo el mismo pedido y tuvo éxito. La mancha volvió a mensurarse y liberó zonas que antes se consideraban inundables.

El nuevo mapa así constituido llegó al Concejo el pasado 29 de agosto y además de un áspero debate cosechó los votos del oficialismo y sus aliados.

Con mapa nuevo. Una vez que el Concejo aprobó el cambio en los riesgos de inundación, Palos Verdes pidió que se les permitiera modificar el proyecto original.

Es que las nuevas condiciones en el área en cuestión le permitían relocalizar las viviendas sociales en las proximidades del arroyo Ludueña.

Ayer, tres semanas después de que el Concejo determinara que las tierras ya no eran inundables, los ediles debatieron el cambio solicitado por el urbanizador privado.

Pero la diferencia entre el bochazo que recibió el Legislativo cuando quiso revisar y la facilidad con que el privado logró el mismo pedido, no pasó por alto en el recinto. "No podemos trabajar a delivery, a pedido de los particulares", enfatizó Boasso, alineado entre quienes votaron en contra del proyecto. Y dijo que el camino debió haber sido una revisión total de las manchas de inundabilidad de la ciudad.

"Esto es trabajar a pedido", insistió Boasso y llamó la atención sobre el cambio del valor de la tierra que ahora ya no es inundable.

"El valor del metro cuadrado ya no es el mismo", aseguró y dijo que para compensar el plus de valor que adquirieron los terrenos con la obra pública realizada, los emprendedores deberían pagar una compensación por los beneficios que les reportarían los cambios. "Estos fondos se podrían aplicar a lo que no hace el Ejecutivo, pavimentos y cloacas", enfatizó el radical.

 

Igualar alturas. Lejos de estos argumentos, el portavoz del oficialismo, Manuel Sciutto, aseguró que no hay que leer bajo el agua porque todo está claro. La mancha se revisó con una nueva escala que ajustó la medidas.

"Esto logró determinar que ese lugar es una loma y tiene la misma altura que otros tramos que no se inundan", fundamentó.

Con varias inundaciones encima como vecino de Fisherton, el edil por el Progreso Social, Héctor Cavallero, retrucó este argumento. "El pedido lo hizo un privado, se focalizó un lugar y se encontró que no se inunda", dijo a voz de cuello.

Según Cavallero, sobran las razones para oponerse. "Un informe de Hidráulica aconseja que hasta que no se termine el Aliviador 3, rama Sorrento y Grandoli, del Ludueña no se debería construir en las adyacencias de ese curso de agua", explicó.

El ex intendente dijo que la mancha presuponía la existencia de la canalización del Ludueña de Córdoba hacia Pellegrini. Hecho que tampoco ocurrió.

Homenaje

Los ediles conmemoraron a través de un proyecto de la concejala por el Socialismo, Viviana Foressi, el centenario de la promulgación de la ley Nº 9143, llamada "Ley Palacios" o de "trata", a través de la cual se propuso una importante reforma al Código Penal Argentino con el fin de reprimir y penar la rufianería.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario