La ciudad

El Concejo autorizó tomar un crédito para hacer una planta de reciclaje de basura

La comisión de Gobierno del Concejo Municipal dio ayer el último paso para que llegue al recinto el pliego del contrato para la deposición final de residuos de Rosario, que sería aprobado mañana.

Miércoles 29 de Noviembre de 2017

La comisión de Gobierno del Concejo Municipal dio ayer el último paso para que llegue al recinto el pliego del contrato para la deposición final de residuos de Rosario, que sería aprobado mañana. El contrato es de 820 millones de pesos por cuatro años con opción a prorrogarlo un año más. Los ediles también dieron el visto bueno para autorizar al Ejecutivo a que tome una deuda de 38 millones de pesos para la construcción de una nueva planta de reciclaje de basura con capacidad para procesar 10 toneladas diarias.

La extensión del acuerdo vigente con la firma Resicom, operadora del relleno sanitario de Ricardone, vence a fin de año, y fue debatida hasta último momento antes de la definición para la aprobación en la comisión de Gobierno.

El proceso que se votaría mañana en el recinto estaría habilitando una etapa de transición de nueve meses, hasta la puesta en marcha del futuro contrato.

La iniciativa se terminó de destrabar cuando el oficialismo aceptó el pedido de la oposición en las comisiones de Ecología y Servicios Públicos, que introdujo una experiencia piloto para la recolección diferenciada y reciclado. La misma incluye separación en origen por parte de los vecinos, la creación un nuevo centro de reciclado y la incorporación de recuperadores urbanos.

La propuesta fue solicitada por distintas organizaciones sociales como el Taller Ecologista, el Grupo Obispo Angelelli y el Movimiento de Trabajadores Excluidos, que ayer estuvieron presentes en el Concejo.

Desde estas organizaciones manifestaron que se trata de una iniciativa "innovadora" en Rosario, que se vincula al proyecto Servicio Público de Recuperación de Residuos Reciclables, ingresado a mediados de junio al Concejo Municipal por parte de estas tres ONGs.

Area diferenciada

La iniciativa apunta a desarrollar una experiencia de separación en origen y recolección diferenciada en un área de al menos 40 manzanas, incorporando recicladores urbanos en el servicio de recolección de los materiales reciclables, su traslado y posterior clasificación y tratamiento.

Las organizaciones destacaron que esta experiencia ha sido pensada como un primer paso para avanzar en la dirección trazada por el proyecto Servicio Público de Recuperación de Residuos Reciclables, "el cual tiene objetivos mucho mayores, ya que está pensado para la escala de toda la ciudad y busca articular estrategias de inclusión, mejorando la separación en origen y fortaleciendo la planificación urbana en materia de gestión de residuos", señalaron desde las ONGs.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario