La ciudad

El Concejo aumenta hoy el boleto en un clima de máxima tensión

Con la presión golpeando las puertas del Concejo Municipal, la mayoría oficialista buscará aprobar hoy la suba del boleto del transporte urbano de pasajeros a 1,60 peso, acorde al mensaje remitido días atrás por el intendente Miguel Lifschitz.

Jueves 31 de Julio de 2008

Con la presión golpeando las puertas del Concejo Municipal, la mayoría oficialista buscará aprobar hoy la suba del boleto del transporte urbano de pasajeros a 1,60 peso, acorde al mensaje remitido días atrás por el intendente Miguel Lifschitz. Si bien los números le dan al socialismo —11 votos contra 9—, el interrogante es si la vigilia que desde anoche mantienen organizaciones políticas (kirchneristas y de izquierda), sociales y estudiantiles frente al Palacio Vasallo afectará de algún modo el normal desenvolvimiento de la sesión de prórroga.

Pasadas las 19, la esquina de Córdoba y 1º de Mayo se convirtió ayer en el improvisado escenario de un recital (con batucadas y mucho rock) convocado por la Asamblea para el Transporte Público, que rechaza el incremento del pasaje. Ya sobre la medianoche llegaría el momento del acampe en el parque Nacional a la Bandera —frente al Concejo—, a la espera del resto de las organizaciones, que confluirán entre las 9 y las 10 de hoy.

Mientras un joven con sus largas rastas al viento desenrrollaba una bandera, en sintonía con el reggae que flotaba en el aire, voceros de la asamblea advirtieron: "Con este aumento la ciudad pasará a tener el boleto más caro del país". Hasta poco antes del recital referentes de los movimientos Evita y Popular Libertador San Martín siguieron recolectando firmas contra la suba en puntos estratégicos de Rosario, como el microcentro.

Escenario. Paralelamente, unos veinte policías permanecían apostados en los accesos al palacio, mientras inspectores de Tránsito coordinaban desvíos en Córdoba y Juan Manuel de Rosas y en 1º de Mayo y Rioja. Aunque el número de uniformados seguramente aumentará con el correr de las horas.

Es que durante la última reunión de la comisión de Servicios Públicos del Concejo, que dio despacho favorable al incremento, algunos dirigentes de las organizaciones habrían advertido, tras exponer sus planteos y peticiones, que no iban a permitir la sanción del mensaje. "Si hay inconvenientes, es porque existe un interés especial en ello", se atajó un hombre de la rosa roja.

El palacio no contaba hasta anoche con vallado alguno, como se especuló, pero de ser necesario la policía les garantizará un corredor seguro a los ediles ante posibles reclamos. A su vez, se respetará el libre ingreso de público hasta cubrir la capacidad de la barra del recinto.

La previa incluyó declaraciones picantes, como las de Eduardo Toniolli (Movimiento Evita), quien comparó a Lifschitz con un "Poncio Pilatos que siempre patea la pelota afuera, rápido para trasladar responsabilidades políticas y lento para controlar a los empresarios". Las autoridades electas del justicialismo rosarino, Luis Rubeo y Antonio Ratner, respaldaron la decisión de los concejales del PJ de rechazar la suba.

Pese a que el oficialista Juan Rivero se abstendrá por su vínculo con los barrios más humildes, habrá quórum. El bloque del Frente Progresista contará con 11 votos, al tiempo que la oposición levantará 9 manos ya que María Eugenia Bielsa (Encuentro por Rosario) no estará en la ciudad.

 

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario