La ciudad

El Concejo aprobará hoy fuertes aumentos en las multas de tránsito

El exceso de velocidad o cruzar semáforos en rojo pasará a costar hasta 2.400 pesos. La idea es que los nuevos valores se empiecen a aplicar a principios del mes de febrero.

Jueves 22 de Diciembre de 2011

Las multas por conducir alcoholizado se elevarán al doble, no respetar el semáforo costará el triple y viajar en una moto sin casco se multiplicará por doce si, como está previsto, el Concejo Municipal aprueba hoy el proyecto que modifica los códigos de Faltas y de Tránsito.

La iniciativa apunta a "construir mejores condiciones de seguridad en las calles" y castiga con particular dureza las infracciones cometidas por conductores de motos. Además, elimina el pago voluntario y eleva de dos a cinco años la prescripción de las penas para las faltas graves.

La propuesta fue elaborada por el municipio, se remitió al Palacio Vasallo en septiembre y llegará a la sesión de hoy después de atravesar tres comisiones. "El proyecto fue consensuado e incorpora las modificaciones propuestas por distintos bloques", señaló el presidente de la bancada socialista, Manuel Sciutto, descartando que la iniciativa tendrá luz verde.

La intención del municipio es que los nuevos valores entren en vigencia en el corto plazo. Según explicó el secretario de Gobierno, Fernando Asegurado, en diez días la ordenanza se podrá hacer efectiva y después se tomarán otros 20 para difundir sus alcances, por lo cual a principios de febrero ya se juzgarán las multas de acuerdo al nuevo código.

El funcionario advirtió que la propuesta tiene un criterio preventivo. "El objetivo es reducir las infracciones, para eso lanzamos una serie de operativos de control muy intensos que tienen que estar acompañados por sanciones de envergadura para lograr un trabajo efectivo".

Mano dura. En función de ese diagnóstico, la propuesta contempla castigos duros para las infracciones más graves.

Un ejemplo. Las multas por conducir una moto bajo los efectos del alcohol van actualmente de los 200 a los 500 pesos, con los nuevos montos arrancarán de los 600 a los 1.940 pesos; circular a contramano, que cuesta entre 200 y 900 pesos, pasará a valer de 600 a 2.400 pesos (ver infografía).

Además se extienden los plazos de inhabilitación para conducir. Una alcoholemia positiva desencadenará el retiro de la licencia de entre 15 a 30 días, y en caso de reincidencia la pena se extenderá a un año.

Los excesos de velocidad o el paso de semáforos en rojo también contemplan inhabilitaciones para conducir de 15 días a tres meses.

Y para las faltas graves se elimina el beneficio del pago voluntario y se estira de dos a cinco años la prescripción de las infracciones.

Un tema complejo. De más está decirlo, la propuesta encaja en un contexto de aumento sostenido del parque automotor y el consecuente crecimiento de la complejidad para circular y de los accidentes registrados en la ciudad. Hasta fines de octubre pasado, al Hospital de Emergencias Clemente Alvarez llegaron 3.107 personas heridas en accidentes de tránsito, a igual mes de 2010, los casos habían sido 2.938, unos 124 menos.

Sin embargo, expertos en materia de seguridad vial advierten que el aumento del monto de las multas difícilmente alcance para modificar malos hábitos en los conductores.

"La seguridad vial es una asignatura compleja relacionada con la planificación urbana, el sistema de transporte público, la educación, el control, la sanción y la posibilidad de establecer políticas sostenidas a largo plazo, no a cinco años sino a 20 o 25", apuntó el médico especialista en accidentología, Osvaldo Aymo.

"No hay una sola medida que alcance para enfrentar ese problema y siempre terminamos cortando por lo más simple que resulta aumentar las sanciones", concluyó.

Los superpoderes siguen intactos

(Por Silvia Carafa / La Capital). _ Los poderes que el Concejo le dio a la intendente Mónica Fein para aumentar el boleto de transporte público continuarán hasta marzo porque ayer la comisión que podía revocarlos no logró los votos necesarios. La cuestión se trató de modo casi expeditivo. La concejala del PRO María Julia Bonifacio pidió la palabra y propuso que el tema se resolviera en el 2012. Esto sorprendió a la oposición, que contaba los votos con los dedos de una mano y dejó 4 a 3 la cuenta final, con la mínima ventaja a favor del oficialismo, que hoy se sentará más tranquilo en la última sesión del año en el Palacio Vasallo. Desde el Proyecto Sur, el impulsor de la derogación, Alberto Cortés, denunció trasfondo: alianza entre el socialismo y el PRO.

"En febrero o marzo insistiremos con la derogación de las facultades cedidas a Fein, porque el tratamiento de la tarifa del transporte es potestad del Legislativo", prometió Cortés y coincidió con el portavoz del bloque Encuentro por Rosario, Osvaldo Miatello. "Si el boleto aumenta antes de esa fecha la responsabilidad será de quienes demoraron la revocatoria".

"Lo que pedimos es ser prudentes como Legislativo, no me parece que en una sesión de prórroga se tome una decisión tan importante; evitamos no cometer la misma falta de respeto del Concejo saliente que otorgó este poder", justificó Bonifacio, cuyo voto dejó sin despacho al proyecto de Cortés y en consecuencia, sin lugar en la agenda que hoy tratará el Concejo.

Pero Cortés descreyó del fundamento, porque hasta el martes el PRO acompañaba la derogación y apeló a la comparación. "Hoy se aprobarán temas que benefician a emprendimientos privados con el apoyo del socialismo y del partido de Mauricio Macri, por los cuales los concejales recién asumidos no pidieron más tiempo para estudiarlos y dieron despacho de inmediato", dijo para dar por sentada su presunción de una alianza entre ambos bloques.

Educación

A pedido de la oposición, el proyecto estipula que todo lo recaudado por los incrementos de las multas de tránsito será destinado en forma exclusiva a la realización de campañas de educación vial o prevención de accidentes. Un pedido que con frecuencia realizan las organizaciones que bregan por mayor seguridad en el tránsito.

La ceguera de los soberbios

(Por Diego Veiga / La Capital). _ En un cuerpo legislativo donde el oficialismo está en minoría es lógico que se busquen consensos, que algunos denominan “pactos”, para llevar adelante iniciativas. Lo curioso es que hay quienes denuncian “pactos” como si se tratara de algo oscuro y prohibido. La realidad indica que cuando los votos no dan, hay que buscar aliados. Sucede en el Concejo de Rosario, en la Legislatura santafesina y en el Congreso nacional. Es la base de la democracia: escuchar, tejer alianzas, buscar consensos.
  Llama la atención entonces que algunos ediles opositores hayan inundado Twitter ofuscados por el voto del PRO. Habría que recordarles que muchas veces la llave que destrabó la votación para aumentar el boleto salió de sus propias bancas.
  Hubo otros que fueron más allá y hasta se animaron a hablar de alianzas entre el socialismo y Mauricio Macri. Otra curiosidad. Esa versión llegó desde el mismo sector político que denostó a Carlos Menem y hoy lo tiene como aliado estratégico en el Senado. En el fondo se trata de saber aceptar. Algo que la soberbia a veces impide ver con claridad.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario