La ciudad

El concejal Carlos Cardozo denunció accionar de trapitos alrededor del Gigante

Práctica indebida. Al edil le reclamaron una suma fija de 50 pesos el domingo, en el clásico. "No podemos hacer nada", le dijo la policía que estaba en el lugar.

Martes 15 de Septiembre de 2015

El cobro de abultadas tarifas fijas en las adyacencias de los espectáculos deportivos es una problemática que volvió a salir crudamente a escena en el clásico que se disputó el domingo pasado en el Gigante de Arroyito. Así lo denunció el concejal Carlos Cardozo, a quien le pidieron 50 pesos cuando estaba estacionando para dirigirse a presenciar el partido entre Central y Newell's. El edil advirtió de esta práctica indebida a un móvil de la Agencia Provincial de Seguridad Vial, pero contó que no tuvo ninguna respuesta en el momento. "No podemos hacer nada", le dijeron los policías.

"Yo estaba buscando estacionar por Carballo, entre Avellaneda y Alberdi, cerca de las 13.30, para ir temprano al partido, cuando una chica muy jovencita, de 17 o 18 años, con un bebé en brazos, me quiso cobrar una tarifa fija de 50 pesos por cuidar el auto. Yo ya había sacado dinero para darle algo voluntario y le dije que era el cambio que tenía, entonces ella me insistió que le tenía que pagar 50 pesos porque cuando terminaba el partido pasaba la barra a retirar la plata por la cuadra", relató el concejal del PRO.

"Ante esa situación, seguí con mi hija hacia la cancha, llegué a la estación de servicio de la esquina y había 20 inspectores de tránsito. Les planteé la situación y uno de los agentes me dijo que no podían hacer nada. Y me señaló a efectivos del 911", recordó el concejal macrista.

Su periplo no terminó ahí. "Me dirigí a ellos, el móvil 4283, una camioneta Partner de la Agencia de Seguridad Vial, con dos agentes uniformados que me atendieron muy bien. Ellos me dijeron que sabían que eso ocurría, que no era el primero que lo planteaba, pero admitieron que no podían hacer nada", recordó enojado Cardozo, que quedó con las manos vacías ante la consulta a las fuerzas de seguridad.

Un día después, y poniendo este fenómeno sobre la lupa, el concejal apuntó que "esta situación se repite alrededor de las dos canchas de primera división. Mientras que en otros lugares suele haber un aporte voluntario. Pero en estos casos, cuando el monto está prefijado, la situación se vuelve más violenta".

Y aclaró: "En estos casos, o le pagás los 50 pesos y que la barra pase a cobrar después, o hacés lo que hice ayer (por el domingo) y te llevás el auto a otro lado. Al final, lo dejé en José Ingenieros y Alberdi, y de ahí fui caminando hasta la cancha, como hago siempre".

"En el Concejo Municipal tenemos presentada una ordenanza propuesta por Rodrigo López Molina desde hace tres años que lamentablemente el oficialismo se ha negado sistemáticamente a tratar. Lo que decimos es que en la zona de estacionamiento medido y donde se realizan espectáculos masivos, esta actividad de los trapitos quede prohibida", se encargó de precisar.

"Entendemos que en este tipo de situaciones el Estado debe intervenir de manera preventiva. Se debe tratar de capacitar y regularizar a los cuidacoches, no que pierdan sus recursos laborales", subrayó Cardozo, quien además admitió que el concejal Jorge Boasso propuso crear un registro de cuidacoches.

En tanto, las autoridades de la Agencia Provincial de Seguridad Vial señalaron que desconocían esta denuncia de Cardozo.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS