La ciudad

El Colegio de Escribanos busca dar más servicios

El Colegio de Escribanos de la segunda circunscripción apunta a profundizar el trabajo en materia de actualización dominial y ampliar y mejorar aún más el trabajo que llevan adelante con el Centro de Atención abierto a la comunidad.

Martes 07 de Agosto de 2018

El Colegio de Escribanos de la segunda circunscripción apunta a profundizar el trabajo en materia de actualización dominial y ampliar y mejorar aún más el trabajo que llevan adelante con el Centro de Atención abierto a la comunidad. Así lo confirmó ayer el presidente de la entidad, Marcelo De Laurentis, quien explicó que durante este mes realizarán diferentes actividades culturales en el marco de los 108 años que hoy cumple una institución que alberga a 490 profesionales.

El dirigente explicó que el objetivo de profundizar la atención en el centro gratuito abierto a la comunidad en su sede de Corrientes y Santa Fe, en el edificio de la ex Bunge, tiene que ver con la creciente demanda en busca de respuestas en torno a temas impositivos, honorarios y, fundamentalmente, cómo encarar el proceso de un inmueble no escriturado.

El Colegio de Escribanos es el segundo que surgió en la Argentina. Fue fundado en la capital de la provincia, con fecha 5 de diciembre de 1895, cuyos estatutos fueron aprobados por el Ministerio de Gobierno el 2 de enero de 1896.

El historial del Colegio de Escribanos de la Provincia de Santa Fe debe dividirse en dos etapas en cuanto a su constitución. La primera, que abarca el período entre 1910 a 1948; y la segunda, desde esta última fecha a la actualidad.

La preocupación de los notarios de la provincia de Santa Fe, y principalmente de los de la ciudad de Rosario, era la constitución de un Colegio que los agrupara para la defensa del gremio y jerarquización del mismo. Es así que en el año del centenario de Mayo, con la participación de la totalidad de los escribanos de Rosario y la adhesión de muchos otros del resto de la provincia, reunidos en asamblea el 3 de abril de 1910, resuelven por unanimidad la fundación del Colegio de Escribanos de la ciudad del Rosario, acordando igualmente nombrar una comisión provisoria a fin de redactar los estatutos.

La ley 3.330 marcó un hito en la vida institucional consolidando definitivamente al notariado santafesino. La constitución de los dos colegios no satisfacía las aspiraciones del notariado, debía completarse su organización, y las disposiciones que regían el ejercicio del notariado, contenidas en la ley orgánica de los tribunales, debían agruparse y modificarse, incluyéndolas en una ley orgánica del notariado.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

script type="text/javascript"> window._taboola = window._taboola || []; _taboola.push({flush: true});