La ciudad

"El chofer nos salvó la vida", reveló una pasajera del micro asaltado

Fue una de las víctimas del atraco del jueves a la madrugada y contó a La Capital los detalles de un hecho que pudo tener consecuencias gravísimas

Sábado 08 de Febrero de 2020

"Necesito saber el nombre del chofer que arriesgó su vida y que nos salvó a todos los que íbamos en ese colectivo, el tipo con más huevos". La frase corresponde al tuit de agradecimiento, coronado con el emoji de un corazón, que redactó una joven pasajera del micro de la empresa El Rosarino que el jueves, a las 4.30, sufrió un violento intento de robo en la autopista a Buenos Aires, a la altura de Villa Gobernador Gálvez.

Las redes sociales se han convertido en una ágora de comunicación y expresión de sentimientos que, en este caso, sirvió para que una joven de 26 años, vecina del barrio Martin y licenciada en Turismo, plasmara el agradecimiento a lo que ella consideró un acto de arrojo heroico del colectivero que fue víctima del intento de un robo que pudo tener consecuencias mayores.

La identidad del chofer aún no se pudo conocer porque las actuaciones judiciales recién están en una etapa preliminar. Ese hombre cuya acción ahora valora la pasajera, está en el anonimato. Según indicaron desde el Ministerio Público de la Acusación (MPA), el legajo recién se podría sustanciar en la Fiscalía con Imputados no Individualizados, donde esperan los oficios que deberían remitir los policías que intervinieron el día del hecho.

LaCapital pudo contactar a Cecilia, una joven que contó en primera persona la extrema situación que atravesó en plena madrugada luego de partir de la estación de colectivos Mariano Moreno en un micro de la empresa El Rosarino con destino a Retiro junto a su novio. Viajaban a Buenos Aires porque ella iba a tramitar una visa de trabajo en Alemania.

"Salimos en el micro de las 4, y nos ubicamos en la primera fila. Pasó media hora de viaje cuando divisamos el fuego que parecía salir de un colchón al costado de la ruta. A pocos metros también había, como preparadas, dos o tres cubiertas, pero no con fuego. El chofer frenó y vi que aparecieron cuatro personas, una con una pistola que le apuntaba bien de frente al chofer", narró la chica.

"Abrime o te mato"

En ese momento, que fueron pocos minutos, "se escuchó una fuerte discusión entre el conductor con la persona armada, que lo amenazaba y le decía «abrime o te mato, estoy re loco». También había otro hombre que se le puso de costado. Luego escuchamos el estruendo del estallido de un vidrio, pero el conductor nunca abrió la puerta", describió Cecilia.

Sobre esos minutos de desconcierto y en medio de la penumbra en la que sólo se destacaban las llamas del colchón, Cecilia recordó que todos los pasajeros se "amontonaron" en la parte posterior del micro. "Nadie decía nada. Yo tuve un ataque de nervios. Realmente pensé lo peor, que me podían matar, porque tenía presente la imagen del delincuente con el arma en la mano. La gente no hablaba por miedo; quedaron todos paralizados, shockeados".

Según su noción del tiempo, fueron no más de diez minutos en los que estuvieron en pánico y con la incertidumbre de no saber qué pasaba con el chofer y su compañero hasta que llegó la policía y los delincuentes se dispersaron con rumbo desconocido en medio de un matorral.

La joven eligió Twitter para agradecer lo que ella consideró un acto heroico del chofer atacado en primera instancia, porque resistió la furia y los embates del delincuente, y no abrió la puerta. "Nos salvó la vida porque no sabemos qué pudo haber ocurrido si los ladrones entraban al colectivo".

La chica estuvo trabajando nueve meses en Dinamarca, y justamente viajaba a Buenos Aires para tramitar una visa laboral para volver a Europa, donde piensa desarrollarse en el área de turismo. Con cierta experiencia para cotejar distintas realidades pero sin cargar las tintas, dijo haber sentido una sensación de angustia por el hecho de inseguridad que le tocó sufrir.

"Es triste, muy angustiante y preocupante, sobre todo por mis seres queridos, amigos, la familia, padres y hermanas. A veces estas cosas te empujan a irte del país", indicó Cecilia, quien cursó sus estudios secundarios en el Colegio La Salle. Más allá del diálogo que mantuvo con este diario, lo que sí quedó claro es su legítimo deseo de conocer el nombre del chofer que, según el difícil momento que le tocó vivir, cree que le salvó la vida.

Una vez que la policía llegó al lugar alertada por el 911 —no está claro si llamó un pasajero o un automovilista— los delincuentes se dispersaron en distintas direcciones al ver las luces de las sirenas y amparados en la oscuridad de la noche. En ese momento, también se hizo presente una ambulancia que asistió al chofer, lesionado en un ojo al estallar el parabrisas.

Sin información

Si bien algunas versiones indican que los maleantes podrían haber sido entre 10 o 15, hasta el momento no se pudo confirmar. Desde el MPA aportaron a este diario que no hay datos oficiales del chofer ni del hecho, ya que la policía no dio aviso a ningún fiscal de Flagrancia ni en turno de otra unidad.

Además, llama la atención otra situación. A pesar de que Fiscalía requirió datos a las comisarías con jurisdicción en Villa Gobernador Gálvez, ninguna dijo tener reportado el hecho. Se especula que los policías que intervinieron directamente en el lugar eleven actuaciones a la Unidad Fiscal de Imputados No Individualizados, trámite que hasta ayer a media tarde no se había formalizado.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario