Pandemia

El centro de aislamiento municipal está listo para volver a funcionar

Por la situación epidemiológica, podría habilitarse en los próximos días. El año pasado alojó a 338 personas.

Jueves 29 de Abril de 2021

El edificio Paddock, ubicado en el Hipódromo y con un mínimo de 120 camas disponibles es el centro de aislamiento público con el que cuenta Rosario desde el año pasado. Ese espacio, que se montó para alojar personas con síntomas leves de Covid, está cerrado por ahora, sin embargo podría reabrirse de un día para otro si la situación epidemiológica lo exige.

La cantidad de casos que registró la ciudad en los últimos días obligó a que su reapertura sea un tema de análisis cotidiano en el Consejo de Gestión de Riesgos integrado por secretarios y secretarias de las distintas áreas municipales que buscan “ordenar” y brindar asistencia técnica en todos los campos que se ven alterados por el incremento de casos de Covid: salud, movilidad, control urbano, promoción social, entre otros. Miembros del Concejo municipal también forman parte de este equipo.

La función del centro de aislamiento es alojar a personas que por su condición socioeconómica —o por otros motivos— no puedan cumplir con el aislamiento obligatorio en sus hogares si se contagiaron de Covid.

Hasta ayer, los ciudadanos en estas condiciones estaban siendo alojados en instituciones de salud pública o en otras entidades ya que el número de personas que requirieron este tipo de contención es por el momento bajo. Sin embargo, la curva en ascenso de contagios hace pensar que será necesario habilitarlo en breve.

“Está preparado para entrar en funcionamiento”, indicó Gustavo Zignago, secretario de Gobierno de la Municipalidad.

El funcionario dijo a La Capital que “cotidianamente analizamos los indicadores y vamos relevando las necesidades” y agregó: “Esta estrategia nos permite ir optimizando el uso de todos los espacios con los que contamos y por otro garantizar que personas que no pueden cumplir con el aislamiento, y a su vez no requieren estar en un hospital, cuenten con este lugar para cumplir con la cuarentena en condiciones dignas, y con los cuidados necesarios”.

El funcionario señaló que el año pasado lo utilizaron 338 personas por un total de 2.484 noches. “En el momento de mayor ocupación tuvimos unas 60 personas”, recordó.

Zignago dijo que en estos días “los mayores esfuerzos en cuanto a recursos humanos y económicos están orientados al rastreo de casos de Covid” y, además de las medidas impuestas para intentar frenar el virus y el aumento de los hisopados, “hay una tarea que es central: la de quienes llaman y hacen el seguimiento a las personas positivas y a sus contactos estrechos”.

El referente mencionó que, a su vez, que “hay mucho esfuerzo puesto en el control del cumplimiento de las medidas que se establecieron para reducir la movilidad”, y comentó que “el impacto de estas estrategias se miden cada siete, diez y catorce días, por lo tanto, a los primeros indicadores los tendremos este fin de semana, aunque mañana (por hoy) habrá una reunión para analizar cómo está reaccionando la ciudad. Confiamos en que las acciones dispuestas bajen la cantidad de casos y permitan liberar camas. Hasta ahora el cumplimiento es alto”, enfatizó.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario