La ciudad

El centro de aislamiento en elhipódromo, en tiempo récord

La solidaridad empresaria local coordinada con la gestión pública fueron la clave para lograr plasmarlo y que ya sea una realidad.

Miércoles 08 de Abril de 2020

En menos de una semana se habilitó la primera etapa de una obra, con 600 camas de las 1.100 proyectadas, para poner en marcha el centro de aislamiento del hipódromo. Bajo la coordinación de la Secretaría de Obras Públicas de la Municipalidad de Rosario, y con el aporte solidario de empresas locales, se ejecutaron obras civiles de puesta en valor y recuperación del edificio, como trabajos de electromecánica y provisión de amoblamiento y equipamiento hospitalario.

Los trabajos civiles de recuperación, refuncionalización y las adecuaciones electromecánicas fueron ejecutadas y aportadas por la empresa Obring.

Franco Gagliardo, presidente de Obring, explicó que pese a la profunda crisis de la industria, con obras públicas y privadas paradas incluso antes de la cuarentena, su empresa en menos de una semana, recuperó y puso en valor los halls centrales del hipódromo para albergar a más de 1.100 camas, de las cuales ya se han habilitado 600. Reveló también que los costos de los trabajos para recuperar las instalaciones fueron donados por Obring al Estado y que empleó trabajadores y equipos técnicos propios en las obras civiles y de electromecánica.

En el marco de la crisis inédita que vive el país por la paralización casi total de la actividad, Gagliardo aclaró que su empresa mantiene el empleo de sus 350 trabajadores (muchos de los cuáles participaron en esta obra) no habiendo acudido a despidos como trascendiera en días anteriores.

"Por el contrario, se está haciendo un gran esfuerzo económico en sostener el empleo de todos los trabajadores a pesar de la baja a cero de la producción, buscando las formas de garantizar el salario de los trabajadores y esperando medidas del gobierno que permitan instrumentar un paliativo económico específico para la difícil situación", remarcó Gagliardo.

Finalmente, el titular de Obring dijo que la empresa puso su equipo de trabajo y su estructura a disposición de la emergencia sanitaria en un momento en que todo el sector de la construcción, tanto en obras públicas como privadas, se encuentra paralizado por el decreto presidencial, que sólo autoriza la continuidad de obras esenciales en el país.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario