La ciudad

El calor se adueñó por completo del último fin de semana del año

Los rosarinos buscaron ayer reparo en el río, en piletas públicas, y en los clubes. Las altas temperaturas disminuirán solo un poco en Año Nuevo

Lunes 28 de Diciembre de 2020

Las altas temperaturas se impusieron en el último fin de semana del año. Con una sensación térmica que superó los 35 grados, los rosarinos buscaron alivio ayer en los balnearios, en los clubes, y en los espacios públicos que ofrece la atractiva costa de la ciudad. Para evitar los golpes de calor, trataron de adueñarse de la complicidad del agua o de la sombra, siempre acompañados de amigos o en familia.

La ocasión también sirvió para comenzar a despedir el año, en pequeños grupos, con algunos de los seres más queridos. Por las restricciones sanitarias que impone la pandemia, este tipo de acciones se tuvieron que realizar en tandas y eso colaboró para el cumplimiento de las medidas de prevención.

Las rayos del sol fueron implacables durante la jornada de ayer. Ante esa falta de piedad, hubo que apelar a algún reparo. En ese marco, el río, las piletas municipales, y los clubes funcionaron como auténticos oasis ante la imposición climática.

Algunas nubes pasajeras, no lograron disminuir la furia térmica de este tramo final de diciembre. El calor fue intenso, la alta humedad se hizo sentir, y marcaron sin rodeos las conductas de los rosarinos en estos últimos días. Las direccionó a las zonas de baño y recreación en toda la región.

Por eso no fue extraño ver familias con reposeras, barbijos, bolsos y mates individuales atravesando los principales paseos de la ciudad rumbo a las zonas de baño.

De esta manera, el último fin de semana del 2020 arrojó típicas postales veraniegas, con gente buscando hidratación para poder seguir afrontando los programas previstos. En ese escenario, el calor fue otra vez el gran protagonista, superando por prepotencia a los otros condicionantes.

Estos últimos días se vistieron de estación tórrida. El poco viento no alcanzó a modificar las principales características climáticas, y los nubarrones ocasionales tampoco lograron torcer esa pulseada. El sol y su indolencia siempre pisaron más fuerte y dominaron el ambiente. Nada matizó su irradiación.

De acuerdo a algunas previsiones del Servicio Meteorológico Nacional, la situación general de agobio continuará sin tormentas a la vista, al menos hasta hoy. Aunque algunos pronosticadores indicaron lluvias recién para el miércoles próximo, justo una jornada antes de los festejos de Año Nuevo.

Bajando un poco

De esta manera, el calor será la plataforma de largada para la última semana del año. Y esas temperaturas irán bajando un poco a medida que avancen las jornadas. Las nubes colaborarán con este fenómeno. Y las noches y los parques ofrecerán espacios atractivos y más amigables para caminatas alrededor del borde costero de la ciudad.

Más allá de los pronósticos, las autoridades sanitarias santafesinas se encargaron de resaltar que es importante mantener las conductas de cuidados, recaudos, y prevención, ya que los golpes de calor pueden ser muy dañinos si no se toman las debidas precauciones.

Todos siguen haciendo hincapié en estimular la hidratación durante las tareas, y en evitar la exposición directa al sol usando protectores para cuidar la piel. También, sostener las medidas que impone la pandemia de coronavirus: guardar distanciamiento social, uso de barbijo e higiene de manos.

En ese marco, analizando la noche de Año Nuevo, algunos pronosticadores apuntan que puede otorgar algo de alivio, ante la seguidilla de jornadas de calor de los últimos días.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS