La ciudad

El calor no da tregua, suben las atenciones médicas y encima se corta la luz

Rosario soportó ayer 47 grados de sensación térmica y las fallas en media tensión dejaron a varias zonas de la ciudad sin energía eléctrica.

Jueves 03 de Enero de 2019

Rosario padeció ayer la segunda jornada con temperaturas agobiantes, la Empresa Provincial de la Energía (EPE) registró el primer pico de demanda del verano, hubo cortes y en las empresas de emergencias médicas evidencian un aumento de consultas por los llamados golpes de calor, quemaduras de sol y virosis veraniegas.


A las 13 de ayer, los rosarinos padecieron una sensación térmica de 47,1 grados y una temperatura de 35,6 grados. Tres horas después, la temperatura había descendido 10 grados producto de un intenso aguacero que se desató sobre la ciudad.

Para hoy, el Servicio Meteorológico Nacional (SMN) prevé mínima de 18 y máxima de 26 grados con tormentas aisladas, una máxima de 29 para mañana con nubosidad variable y nuevamente aparecerán las lluvias el sábado, cuando la máxima trepe a los 30 grados.

El combo de altas temperaturas y baja presión está generando problemas en la salud. Dolor de cabeza, fiebre, mareos, irritación en los ojos; son las consecuencias que se empiezan a sentir en el cuerpo y aparecen como motivo de consulta en los servicios de salud.

En los últimos dos días, las empresas de emergencias médicas vieron un incremento de los llamados por golpes de calor o quemaduras de sol, además de las virosis veraniegas. Si bien no se registraran situaciones agudas, los médicos recomiendan extremar las medidas preventivas. Sobre todo, tomar abundante líquido y evitar la exposición al sol en horas pico.

Si bien el SMN no contempla a Rosario en alerta por olas de calor (ver aparte), en los servicios de emergencias médicas se comenzaron a recibir pedidos de asistencia por complicaciones propias de las altas temperaturas.

"Hemos visto un aumento de consultas básicamente por cuadros de exposición al sol y también deshidrataciones, sobre todo el día de los festejos de Año Nuevo", advirtió el director médico operativo de Ecco, Jorge Chapman.

El profesional explicó que niños, por debajo de los cuatro años, y los adultos mayores son los más vulnerables a las altas temperaturas, sobre todo si existe una patología asociada como diabetes, insuficiencia renal o hipertensión arterial.

Por eso recalcó que si bien "por ahora no hemos visto casos graves, sino los mismos que se repiten verano a verano, es fundamental tomar precauciones para evitar problemas".

Los clásicos

No existe un tratamiento médico específico contra el golpe de calor. Sólo los métodos clásicos pueden prevenirlo y contrarrestarlo. Como recomiendan las abuelas, hay que aumentar el consumo de líquidos, no exponerse al sol durante el mediodía, evitar comidas muy abundantes y reducir la actividad física, entre las conductas más saludables.

En la empresa de servicios médicos Urgencias no se registró un pico de atenciones por estos temas, pero empezaron a recibir llamados por cuadros de deshidratación, quemaduras por exposición al sol, virus gastrointestinales por una incorrecta manipulación de alimentos y virus respiratorios (que dan conjuntivitis, dolor de garganta, diarrea y vómitos) que se relacionan con las altas temperaturas.

El director médico de la firma, Federico Fiorilli, destacó que por estos días es muy importante cuidar la alimentación, lavar bien los alimentos y no cortar la cadena de frío, ya que con el calor se incrementan también las intoxicaciones alimentarias.

"Generalmente son cuadros que pueden resolverse en el hogar, pero en ocasiones necesitan asistencia. Hay que estar atentos en el caso de los adultos mayores que orinen menos o de los bebés que no mojen el pañal o que lloren sin lágrimas, porque son síntomas de deshidratación", comentó el médico y señaló que los operadores del servicio están entrenados y saben qué preguntar para evaluar correctamente el tipo de atención que se necesita.

Más cuidadosos

"A diferencia de lo que sucede durante las épocas de baja temperatura, la población tiene mayor autonomía y más conocimiento sobre cuáles son los cuidados necesarios en el verano", consideró el secretario de Salud Pública del municipio, Leonardo Caruana.

En la central del Sies o en los centros de salud aún no se registró un crecimiento de la atención por golpes de calor o quemaduras solares, incluso tampoco en la unidad sanitaria de la rambla Catalunya.

No obstante, como las altas temperaturas prometen seguir, Caruana recordó los síntomas del golpe de calor, como pesadez, dolor de cabeza o fiebre y señaló que inmediatamente hay que retirar a la persona de la exposición solar, ubicarlo en ambientes ventilados, ponerle paños húmedos en la cabeza y ofrecerle abundante líquido.

Afortunadamente, consideró, la población esta acostumbrada a lidiar con estos cuadros. De todas formas, destacó que "si los síntomas se profundizan, aparecen dolores abdominales, vómitos o depresión del sistema nervioso, entonces hay que consultar al médico".

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

script type="text/javascript"> window._taboola = window._taboola || []; _taboola.push({flush: true});