La ciudad

El brote de casos pone a prueba el sistema de salud

Doce pacientes fueron derivados al Hospital San Martín de Firmat, en el que ya estaba internado el caso inicial de Covid-19 registrado en Carreras.

Miércoles 01 de Julio de 2020

El brote de contagios de Covid-19 en el sur santafesino, cuyo ránking encabeza la pequeña localidad de Carreras con 56 infectados (ayer no se sumaron casos positivos en la zona), no solo genera alerta sino que empieza a poner a prueba al sistema de salud para hacer frente a la crítica situación epidemiológica. Es que doce pacientes fueron derivados en los últimos días al Hospital General San Martín de Firmat, donde ya estaba internado el camionero que fue el caso índice de Carreras tras contagiarse en un viaje a la provincia de Buenos Aires.

El complejo panorama apuró la decisión de transformar al efector público firmatense, que es el centro de referencia de 14 localidades de la zona, en un establecimiento hospitalario monovalente para atender exclusivamente a enfermos de coronavirus.

Ello implica que el resto de la demanda sanitaria sea absorbida, a partir de ahora, por los centros de salud públicos que funcionan en la ciudad para cubrir el primer nivel de atención, así como clínicas y sanatorios privados a los que serán derivados los casos de urgencia o que requieran mayor complejidad.

"Los 13 pacientes con Covid-19 que se encuentran internados en aislamiento en el nosocomio (doce de Carreras y uno de Bombal) presentan una buena evolución", indicó a La Capital la directora médica de la institución hospitalaria, Lucía Maestro.

Si bien los infectados que fueron derivados a Firmat presentan factores de riesgo, ninguno mostró complicaciones ni necesitó ser asistido en la Unidad de Terapia Intensiva (UTI). Y, de no mediar imprevistos, "es probable que algunos reciban el alta médica en el transcurso de la semana", dijo Maestro.

El dato resulta tranquilizador ya que reduce la posibilidad, al menos por ahora, de que la disponibilidad de camas del hospital sea superada por la demanda de internaciones y desemboque en un colapso.

No obstante, Maestro se mostró prudente al sostener que "si bien creemos que la situación nos dará tiempo para que el sistema se vaya recuperando y no se vea superado, tampoco podemos descartar que haya que ocupar todas las camas".

Aunque el Hospital de Firmat, tal como dio cuenta oportunamente este diario, se preparó para afrontar la pandemia a instancias de una serie de reformas encaradas en tal sentido, no deja de ser una señal de alarma la escalada de casos positivos en la región. Y más aún al no poder contar momentáneamente con la chance de derivar pacientes a Venado Tuerto, donde la situación epidemiológica se complicó a partir de la seguidilla de contagios en el Sanatorio San Martín (ver aparte).

El hospital firmatense tiene once camas en la UTI con sus correspondientes respiradores, además de otros 23 en salas para pacientes con síntomas leves y cuatro más para casos sospechosos.

En los últimos días el efector recibió de la provincia más equipamiento para el sector de Covid-19 así como elementos de protección para el personal de trabajo, lo que fue destacado por la directora de la institución.

Maestro finalmente manifestó su malestar al tomar conocimiento de que trabajadores del nosocomio "sufrieron actos de discriminación por la tarea que desarrollan, lo que genera mucha preocupación", dijo. Y en esa misma línea instó a tomar "conciencia y reflexionar como sociedad porque los trabajadores de la salud atienden a las personas que lo necesitan y nadie elige enfermarse. Es feo que te discriminen como si fueras un delincuente; eso genera un gran malestar y no puede seguir sucediendo".

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario