La ciudad

El boleto sigue trabado en el Concejo y corre peligro el pago de los sueldos

El oficialismo sigue sin sumar apoyo opositor para ajustar la tarifa. El próximo jueves deben abonarse los salarios a la UTA y los recursos escasean.

Jueves 30 de Julio de 2015

El aumento del boleto sigue trabado en el Concejo y el municipio advirtió que corre riesgo el pago de los sueldos a los choferes la semana próxima. “Estamos a contrarreloj para poder sostener el financiamiento del sistema”, admitió la intendenta Mónica Fein. En simultáneo, las tres empresas del transporte urbano enviaron una nota a los ediles donde advierten que el atraso tarifario “condiciona la sostenibilidad” del servicio. Y alertaron que el déficit operativo de los colectivos pasará de 1.65 por boleto a $2.50 por los aumentos salariales y el alza de insumos.
  Ayer volvió a reunirse la comisión de Servicios Públicos del Concejo. Estaba citada para la mañana, pero el oficialismo la postergó hasta el mediodía en un intento por ganar tiempo para conseguir apoyo al incremento tarifario.
  Pero no hubo caso. El Frente Progresista no logró sumar el aval de ninguna bancada del arco opositor para llevar hoy al recinto una propuesta de suba del boleto, que tiene un atraso, según los estudios del costos que hizo el Ente de la Movilidad, de un 32 por ciento.
  En la reunión del mediodía, el presidente de la comisión de Servicios Públicos, el concejal Carlos Comi (ARI), leyó una nota enviada a los ediles por los presidentes de las tres empresas del sistema: Gustavo Perrone de Semtur, Matías Galindez de La Mixta y Agustín Bermúdez de Rosario Bus.
  Allí las firmas expresan “preocupación por la situación” respecto al “desfasaje” entre los costos y el valor del boleto. Y mencionaron que tienen “agudas dificultades para afrontar los gastos” y mencionaron subas de 47 por ciento del precio del combustible y 27,8 de los salarios, entre otros ítems.
  En la nota se indica que en el 2010, con el precio del pasaje se financiaba el 62 por ciento del costo del servicio, mientras que en el 2014, con el valor del boleto se cubre el 47 por ciento del costo.
  “El déficit se profundiza”, alertaron y señalaron que el rojo de 1,65 peso por cada pasajero transportado pasará a ser de 2,5 pesos y eso “condiciona la sostenibilidad” de las empresas.
  Comi lamentó la falta de acuerdo y confirmó que el próximo cónclave de Servicios Públicos será el lunes venidero. Y avisó que la situación “está muy complicada”, tanto que “puede haber dificultades para pagar los sueldos” a los choferes que debe efectivizarse el jueves próximo. En ese marco, el fantasma del paro de colectivos empezó a sobrevolar el sistema.
  Fein reforzó la idea al señalar: “Estamos a un mes de haber mandado el estudio de costos. Las empresas han tenido que asumir el aumento del 27 por ciento desde enero. Y por lo tanto estamos contrarreloj para poder sostener el pago de salarios y el financiamiento del sistema”, indicó.
  En diálogo con La Capital la secretaria de Servicios Públicos, Clara García, reconoció la complejidad del panorama. “Ya el mes pasado las empresas tuvieron que hacer un esfuerzo muy grande para pagar los sueldos en tiempo y forma. La falta de certezas sobre futuros ingresos dificulta conseguir financiamiento”, planteó.
  La funcionaria apuntó que “los aumentos salariales acordados en paritaria son cubiertos en un 70 por ciento promedio por subsidios nacionales, el resto deben aportarlo las empresas”.
  Sucede que el Ministerio del Interior y Transporte de la Nación gira partidas en base a una flota y una cantidad de choferes congelada al año 2012. Las unidades y colectiveros que se sumaron en los últimos tres años no reciben subsidios nacionales.
  “Además —siguió García— el convenio con la UTA local tiene sus particularidades como el impacto de la antigüedad, que en Rosario se reconoce un 2 por ciento por año y a nivel nacional es del 1.5 por ciento, y esa diferencia la abonan las firmas locales”.
  García mencionó también que “en Buenos Aires las empresas reciben los subsidios con anticipación y aquí se transfieren a mes vencido”.

El subte rosarino no avanza en el Palacio Vasallo

La comisión de Servicios Públicos del Concejo no avanzó ayer con el tratamiento del proyecto del subte rosarino. La iniciativa de los ediles María Eugenia Schmuck y Sebastián Chale, del bloque Radical, para la realización de un estudio de factibilidad para la instalación de un sistema subterráneo seguirá en estudio. Al respecto, el edil Jorge Boasso (UCR) recordó la existencia de un proyecto similar de su autoría.
  En paralelo, Boasso pidió el tratamiento de su propuesta para regular el valor que las empresas de radiotaxi le cobran a los taxistas. El edil reiteró que tal servicio debe estar regulado y mencionó que “se cobra hasta 600 pesos semanales a los taxis” por la prestación.
  “¿Qué objeción puede haber en regular lo que las empresas le cobran al taxista?”, se preguntó.
  El concejal del ARI, Carlos Comi indicó que “el concepto parece razonable” pero planteó la necesidad de analizar qué medida adoptar para fijar un precio, mientras que el concejal Aldo Poy (PDP), sostuvo que debía fijarse “como sistema permanente”.
 

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario