La ciudad

El boleto costará 23,17 y acumuló un 101 por ciento de suba en doce meses

El Ente de la Movilidad divulgó el último estudio de costos, que arrojó un valor técnico de 25,74 pesos. En 2019 estará en marcha el nuevo sistema. En enero de 2018 había entrado en vigencia una tarifa de 11,49 pesos.

Sábado 29 de Diciembre de 2018

La Municipalidad dispuso ayer una nueva suba del boleto, que totalizó, a lo largo de doce meses, un incremento tarifario del 101 por ciento. Así, el precio de enero de 2018 fue de 11,49 pesos y ayer se anunció que, a partir del 1º de enero de 2019, cada viaje costará 23,17 pesos. Todo ello, en un escenario donde la Nación aportó 1.300 millones de pesos en subsidios, provincia unos 100 millones y el Fondo Compensador inyectó 390 millones de pesos. A partir del año próximo, habrá una fuerte retracción de aportes nacionales y una suba de fondos del gobierno santafesino y municipales, pero se deberán afrontar incrementos salariales, paritarias y aumento de combustibles en medio de un contexto inflacionario.

Tal como lo adelantó LaCapital en su edición de ayer, el Ente de la Movilidad divulgó el último estudio de costos del transporte urbano de pasajeros. Su valor a noviembre fue de 25,74 pesos por viaje. Un cantidad que habilitó a la intendenta Mónica Fein a aumentar por cuarta vez en doce meses la tarifa, que quedó en 23,17. Lo hizo acorde a la ordenanza que establece que este monto representa hasta el 90 por ciento del costo técnico.

De esta forma, 2018 cierra con un 101 por ciento de suba en los viajes, en medio de un proceso licitatorio, con dos empresas privadas adjudicatarias del nuevo sistema junto a la estatal Movi.

Los reajustes se dan en un contexto de retracción a la política de subsidios del gobierno nacional, que reducirá los 1.300 millones que aportó este año a los colectivos locales a sólo 450 millones de pesos en 2019, lo que equivale al 8,93 por ciento de unos 5 mil millones que distribuirá en todo el país.

En paralelo, la provincia pasará de 100 millones que destinaba a Rosario, sobre la base del 5 por ciento del impuesto a los sellos a 750 millones para 2019. Y el Fondo Compensador, sumará 180 millones de pesos (90 presupuestados por la Intendencia y un número similar por el incremento del Drei a entidades financieras) a los 390 millones de aportes municipales correspondientes a 2018.

A valores nominales, 2019 se presenta con una suma total bastante similar a la de este año. Pero habrá que agregarle la paritaria de la Unión Tranviarios Automotor (UTA), que acordó un 25,5 por ciento pero sus referentes piden un 35 por ciento, el aumento de los combustibles y la amortización de unidades, es decir lo que se denomina el material rodante con mantenimiento. La incidencia del salario de los choferes en el costo del servicio es superior al 50 por ciento.

Por lo pronto, el contexto inflacionario no es el mejor: 2018 cerrará con un 48 por ciento de inflación. Y si en 2015 se vendieron 140 millones de boletos, este año están previstos 114 millones: una caída de casi un 20 por ciento en tres años.

Chau monedas y papel

Entre los rasgos singulares de la conferencia de prensa que ayer por la mañana brindaron la secretaria de la Movilidad, Mónica Alvarado, y el titular del Ente de la Movilidad, Carlos Comi, se anunció la desaparición del boleto ocasional que operaba con monedas.

"De acuerdo al estudio de costos que acaba de aprobar el Ente de la Movilidad, la tarifa de boleto tendrá una modificación a partir del 1º de enero y será del 90 por ciento del estudio de costo. Esto implica que el boleto, a partir del martes, tendrá un valor de 23 pesos con 17 centavos", justificó Alvarado.

A su vez,los viajes frecuentes se fijaron en 19,96 pesos para aquellos usuarios que carguen en sus tarjetas Movi entre 40 y 80 viajes. Y para quienes carguen en las tarjetas Movi más de 80 viajes, el boleto quedará en 18,84 pesos.

En función del nuevo sistema de colectivos adjudicado en octubre y de una segunda etapa de su implementación que prevé poner en funcionamiento la tarjeta Sube, desaparecerá a partir del 1º de enero el boleto ocasional.

"Las máquinas expendedoras de boletos están preparadas para, a partir del nuevo sistema, no tener más el boleto ocasional, es decir no tendrán monederas. Tampoco se imprimirán más tickets, en adhesión a una ordenanza aprobada por el Concejo Municipal. Esto es posible porque la tarjeta guarda toda la información. Transmitimos tranquilidad a los usuarios, van a estar cubiertos por el seguro y toda la información queda en la tarjeta", dijo Alvarado. Sólo un 0,09 por ciento de los usuario usa esta forma de pago.

Impacto en los salarios

"En diciembre de 2015 con un salario mínimo un rosarino podía comprar 887 boletos de colectivo, hoy solo 488", graficó el edil justcialista Eduardo Toniolli, quien dirige el Observatorio Social del Transporte.

Para finalizar, concejal opositor caracterizó el aumento superior al ciento por ciento como "una brutalidad", al afirmar que resulta de "la decisión del gobierno de Macri de retirar subsidios, pero también de una gestión municipal que pactó con el PRO para que la intendenta Fein pueda fijar el precio del boleto sin discutirlo previamente en el Concejo".

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

script type="text/javascript"> window._taboola = window._taboola || []; _taboola.push({flush: true});