La ciudad

El arzobispo instó a los rosarinos a "comprometerse con la comunidad"

Eduardo Martin asumirá el domingo a las 16 con una celebración en el Monumento, dijo que la ciudad "tiene fama por el narcotráfico y la violencia, pero también por la solidaridad".

Viernes 22 de Agosto de 2014

El nuevo arzobispo de Rosario, Eduardo Martin, se prepara para asumir el domingo a las 16 con una celebración que el dará la bienvenida a la ciudad en su asunción formal que será en el Monumento a la Bandera.
 
En diálogo con el programa "El primero de la mañana" de La Ocho, el obispo se refirió a la situación que vive la ciudad que ayer tuvo como eje de reclamo y descargo el Monumento donde diez mil personas se reunieron para pedir justicia y seguridad. "Esta mañana miraba la manifestación en el portal de La Capital, que expresa el dolor de la gente por esta violencia que se desparrama más, 
 
"La Iglesia quiere estar muy cerca de las víctimas, de quienes sufren este flagelo, y hay muchos niveles de respuesta para esta dificultad, para este problema. El más profundo es que la violencia está en el corazón del hombre, y hay que sanar el corazón para que llegue a otros niveles", dijo respecto al sentido espiritual de las personas.
 
Enrique Bertini, padre de Mariano el chico asesinado el sábado, anoche pidió disculpas por no haberse involucrado antes en colaborar con los otros y pidió que lo acompañen, que abracen a sus familias, que apaguen el televisor. "Si la sociedad no participa, si no se compromete en lo cotidiano, si lo miro por el bien particular, individual, entonces el otro no me importa", describió sobre lo que pasa hoy en muchos ámbitos sociales. 
 
"Sucede que después cuando a uno le toca, se da cuenta cuanto omitió hacer, tenemos que salir de una cultura individualista a sentirnos parte, sentirnos pertenecientes a una comunidad a la cual nos debemos y tenemos que colaborar siempre para poder ayudar a erradicar estas cosas", reflexionó.
 
Ante la consulta de como se ve de afuera la problemática de la ciudad, Martin admitió que "Rosario tiene la fama, y la gente me dice a que lugar difícil que vas, por el tema del narcotráfico, de la violencia. Pero Rosario no se define sólo por eso, tiene un potencial muy grande de cultura, de gente buena, de obras de solidaridad, la otra vez rescataba a ese matrimonio que había adoptado un bebé con síndrome de down, y seguro habrá muchos ejemplos como ese, que no se publicitan, pero hacen a que la ciudad siga caminando".
 
El flamante arzobispo invitó a participar de su asunción. "El domingo vamos a compartir con todo el pueblo de Dios esta nueva etapa de la Iglesia rosarina, voy confiado en el Señor y en la oración de toda la Iglesia", cerró.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS