Por el Concejo

El ardid que frenó las torres de Latucca

Domingo 29 de Julio de 2018

Nadie en el municipio, tampoco en el Concejo, está dispuesto a entregar la vida o el buen nombre por el proyecto de obra del reconocido constructor e inversor rosarino. De hecho, el expediente para las tres torres en Corrientes casi peatonal Córdoba, con paseo público y cocheras subterráneas (actual Parking Mall) llevaba seis meses durmiendo en el Concejo hasta que la prensa lo develó al gran público. Nadie del cuerpo deliberativo, hasta allí, se había preocupado siquiera en colocarle fecha de tratamiento. Lo cierto es que como tantas cosas en este país (donde todo bulle y es sospechoso) los responsables políticos se movilizaron y fueron por precisiones. Aldo Lattuca, el empresario que maneja los fondos del consorcio de propietarios, pidió audiencia en el Concejo y ante los ediles representantes de comisiones como la de Planeamiento (presidida por la activa Fernanda Gigliani) explicó lo que algunos ya sabían: que en un principio se había pensado en un centro comercial (shopping, digamos) y que luego en el intercambio con la Secretaría de Planeamiento se terminó delineando un proyecto superador más abierto a la gente. Con torres altas, sí, pero con un paseo comercial y un recorrido que presenta salidas por Corrientes, Rioja y Paraguay para que la gente camine, se entretenga y tome algún café. "En momentos en que se pide que al centro hay que revitalizarlo, la obra trata de cumplir esa promesa", se reflexionó favorablemente en la audiencia. No solo por parte de Lattuca. Como otros proyectos en el pasado (las torres Maui, el complejo Puerto Norte o el centro comercial de Micropack) el expediente fue girado entonces a las comisiones de Planeamiento y de Gobierno para que se vote el despacho que lo haga llegar al recinto. Paradojas de la política, como en cuestiones vitales de este año como el aumento del boleto o la eliminación de la tasa municipal 10% al gas, las opiniones públicas sobre el tema volvieron a unir al socialismo y a Cambiemos. En este caso, a favor del permiso y de la obra. Rivalizarán por la Intendencia municipal en las elecciones de 2019 (¿Roy López Molina enfrentando a quién?) pero ahora, en temas centrales, ambos bloques parecen ir de la mano imponiendo mayoría y despertando la ira de peronistas racionales, kirchneristas (es decir, irracionales), los representantes de Ciudad Futura dirigidos por Juan Monteverde y la también izquierdista Celeste Lepratti que reporta al incansable batallador Carlos Del Frade. La mayoría que conforman Cambiemos y el Frente Progresista se traslada a casi todas las comisiones (integradas por siete concejales cada una). Salvo una: Ecología. Al que craneó la artimaña hay que reconocerle el mérito. Se la atribuyen a Monteverde, el Pablo Iglesias(pero sin mansión) de la política rosarina. Lo cierto es que el líder de CF esperó el momento de ciertas ausencias en una sesión para solicitar recaratular el expediente de Lattucca y someterlo también al estudio de una tercera comisión, es decir la de Ecología, por el impacto ambiental que pueda llegar a tener. Los escasos representantes del socialismo que quedaban en la sesión fueron espectadores de una maniobra que les quitó el aire y les complica una aspiración del año. Y, regente con los suyos como dicen que es, resulta muy probable que todavía hoy la intendenta Mónica Fein tenga apuntado los nombres de los concejales que, ausentes en la sala,permitieron la consumación del ardid de Monteverde y compañía. Si es que lo pergeñó él; si no, le pedimos disculpas. ¿Quiénes integran Ecología? Su presidente, Osvaldo Miatello; Monteverde, Eduardo Toniolli, Celeste Lepratti; Verónica Irizar y Pablo Javkin, del Frente Progresista, más Carlos Cardozo, por Cambiemos. ¿Está resuelto y fracasado el tema, descontando que no obtendrá despacho en dicha comisión? Nadie se animaría a ponerlo en esos términos. El Concejo está en receso y volverá a la actividad en dos semanas quizá resolviendo si los moteles permiten tríos en sus cuartos, una cuestión ciertamente menos comprometedora. Toniolli siguió yendo esta semana a su despacho y allí nos dijo: "No tengo opinión definida sobre el tema, lo sigo estudiando". Consciente de que su voto en la comisión podrá ser definitorio (también podría serlo el de Miatello), el militante justicialista hijo de un desaparecido por la dictadura confesó: "Hay que analizar bien el impacto que las torres puedan llegar a tener. Porque mientras la Intendencia brega para desalentar el uso del automóvil aquí se plantean más viviendas familiares con varios pisos de cocheras". ¿Final cantado? De ninguna manera.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

script type="text/javascript"> window._taboola = window._taboola || []; _taboola.push({flush: true});