La ciudad

El árbitro Bustos se negó a homologar un juicio en su contra por delitos sexuales

En una decisión cuanto menos insólita, el árbitro Martín Bustos se negó ayer a homologar un juicio abreviado que él mismo había aceptado en su contra por delitos contra la integridad sexual de menores y, en cambio, aseguró que va a presentar todas las pruebas necesarias para demostrar su inocencia.

Jueves 22 de Agosto de 2019

En una decisión cuanto menos insólita, el árbitro Martín Bustos se negó ayer a homologar un juicio abreviado que él mismo había aceptado en su contra por delitos contra la integridad sexual de menores y, en cambio, aseguró que va a presentar todas las pruebas necesarias para demostrar su inocencia.

El referí, de 36 años, estaba detenido en prisión preventiva desde el jueves 6 de junio a partir de una denuncia realizada en Fiscalía por las autoridades de Newell's, cuando intentó acosar a dos adolescentes que viven en la pensión del club a través de una propuesta de engaño por internet.

Entonces, la fiscal de la Unidad de Delitos Sexuales, Carla Serliani, quien intervino en la investigación, imputó a Bustos por los delitos de grooming tras atribuirle haber contactado por WhatsApp a un adolescente de 14 años "sabiendo que era menor" y pedirle, además, el contacto de otros compañeros que vivían en la pensión del club rojinegro.

Bustos ya había estado implicado a principios de año en casos de corrupción de menores en las inferiores de Independiente.

En ese sentido, Cerliani apuntó en esa oportunidad que Bustos se había presentado "con nombre falso (Martín Lucero), aludiendo ser masajista deportivo y ofreciéndose a realizar una sesión de masajes a cambio de 200 pesos", y que, incluso, "le insistió al menor para que mintiera en el club, diciendo que se iba a un cumpleaños".

Así las cosas, Bustos quedó detenido en forma preventiva por el lapso de 90 días hasta que por medio de su representante legal aceptó llegar a un acuerdo mediante un procedimiento abreviado, el cual también fue aceptado por la Fiscalía.

En el acuerdo, el imputado admitiría su culpabilidad a cambio de una sanción que, para ese tipo de delitos, establece una pena de seis meses a 4 años de prisión.

Sorpresa

Sin embargo, cuando todos se aprestaban ayer a homologar el acuerdo en el Centro de Justicia Penal, Bustos sorprendió a propios y extraños, se negó a firmar el trámite judicial y aseguró que demostrará su inocencia.

"Yo no voy a firmar nada porque soy inocente y tengo pruebas para demostrarlo", sentenció para sorpresa de su defensor, el equipo de litigación del Ministerio Público de la Acusación, y la jueza de primera instancia, Silvia Castelli.

Por lo tanto, desde Fiscalía indicaron que se fijó para el 6 de septiembre una nueva audiencia de revisión de medida cautelar por la causa que se inició en junio pasado, mientras precisaron que la pena que estaba estipulada para el acuerdo abreviado no fue difundida.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario