La ciudad

"El anterior dueño jamás tuvo un problema así mientras tuvo el Café de la Flor"

Lo aseguró esta mañana, Marcos Cella, abogado del extitular del bar donde el pasado lunes un músico murió electrocutado. Reconoció que podría tener algún tipo de responsabilidad civil.

Jueves 15 de Octubre de 2015

El abogado Marcos Cella, quien representa al anterior dueño del Café de la Flor, Paulo Andrés Galletti, deslindó responsabilidades de su cliente en el incidente que la madrugada del lunes le costó la vida a un músico tras recibir una descarga eléctrica y, si bien reconoció que le puede caber "algún tipo de responsabilidad civil", resaltó que la muerte del joven se debió a "negligencia o impericia en el manejo del tablero eléctrico".

En declaraciones al programa "El primero de la mañana", que se emite por La Ocho, Cella explicó cómo había sido el proceso de compraventa del Café de la Flor y señalo que "el miércoles hicimos una presentación en Fiscalía, hablamos con la doctora (Valeria) Piazza y acompañamos toda la documentación que tenía que ver con el desprendimiento que hizo Galletti del Café de la Flor en favor de Ariel Scharf. La operación de compraventa se realizó en el mes de julio. Esto es conocido en el ambiente y por los empleados. Incluso la misma fiscal fue atendida por el señor Scharf, quien le franqueó el ingreso al local, permitió el secuestro de elementos y de alguna manera estaba al frente del lugar".

El letrado agregó que "se acompañó con el contrato de compraventa el cese definitivo en las actividades, el cese en Ingresos Brutos, el cese de la registradora, la baja en Afip. Y sólo por una cuestión burocrática, a efectos de que el nuevo titular no tuviera que cerrar para volver a habilitar, se mantenía la habilitación a nombre del señor Galletti, pero sin tener ya nada que ver con el bar, que sí le generaría algún tipo de responsabilidad civil, pero no penal".

Al ser consultado sobre si su cliente podría llegar a tener algún tipo de vinculación con el incidente que le costó la vida al Adrián Rodríguez, bajista de grupo Raras Bestias, Cella enfatizó que "absolutamente ninguna, es una persona conocida en el medio y muy diligente. Esta responsabilidad penal tiene que ver con negligencia o impericia en el manejo del tablero eléctrico y demás. Creo que está casi probado que los problemas empezaron el día viernes y que esos problemas tenían que ver con que saltaba la luz. Si saltaba la luz, la lógica indica que el disyuntor andaba. Algo pasó, alguien metió mano y el disyuntor dejó de funcionar".

Cuando se le preguntó si en el tiempo que había estado al frente del Café de la Flor, Galletti había debido enfrentarse a algún tipo de situación parecida, el abogado indicó que "él estuvo casi 10 años al frente del Café de la Flor y nunca tuvo un problema de estas características. Incluso él está con este teatro nuevo, el Vorterix, que es impecable en lo que se refiere a instalaciones y demás. Lo puede decir el mundo artístico. Creo que este problema tiene que ver con el problema puntual que referí".

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS