La ciudad

El amor por los libros reunió a más de 15 mil interesados

Desde el lunes pasado, hubo más de 50 charlas, intervenciones urbanas, ferias y encuentros con autores. El público desbordó la convocatoria.

Lunes 30 de Abril de 2018

Más de 15 mil personas participaron de la 9ª Semana de la Lectura en Rosario. Las actividades culminaron ayer con propuestas dedicadas a los más chicos que poblaron los espacios cubiertos del Jardín de los Niños y el Complejo Astronómico Municipal. Durante una semana, los libros tomaron la calle, y distintas instituciones y espacios se sumaron para participar del ritual de la lectura.

La novena edición de la Semana de la Lectura Rosario se destacó por el amplio abanico de actividades que se realizaron en distintos puntos urbanos. A lo largo de siete días se programaron encuentros, charlas, espacios de formación, intervenciones urbanas, presentaciones de libros, espectáculos, ferias, y la tradicional Noche de Librerías, con una amplia convocatoria de público.

Bajo la consigna "leer para otros, leer con otros y leer juntos" se propuso pensar a la lectura como un lugar de encuentro e intercambio. El comienzo se dio el lunes 23 de abril con una actividad que invitaba a la lectura en los jardines del CMD Norte Villa Hortensia.

Como ejemplo de extensión al medio, la Biblioteca Estrada trabajó en la sala de pediatría y vacunatorio de adultos del Hospital Carrasco. La propuesta se dio en llamar Fogones de Palabras, y a partir de grandes mantas que incluían libros, fibrones y papeles, las niñas y los niños de la sala de espera interactuaron con cuentos y expresaron emociones a través de dibujos.

Simultáneamente la céntrica Plaza Pringles se transformó en un verdadero bosque sonoro: múltiples escritores realizaron lecturas a cielo abierto, dando a conocer sus propias obras en cada rincón de la plaza ante una notable concurrencia de público.

Entre las actividades destacadas del miércoles cabe mencionar el Encuentro de Mediadores de lectura que reunió en la Biblioteca Estrada a Ana Siro y Martín Moreno. Además se realizó una lectura y grabación en estudio del libro Las ciudades invisibles de Italo Calvino, en el Laboratorio Sonoro de la Universidad Nacional de Rosario.

El viernes, desafiando a todos los pronósticos climáticos, llegó la tan esperada Noche de las Librerías. La Feria de Editoriales Rosarinas (la FER) y la Feria de Librerías de viejos y usados coparon la plaza Pringles.

La Semana de la Lectura no pasó desapercibida en Rosario. Unas 15.000 personas asistieron a más de 50 actividades propuestas en toda la ciudad.

Se trató de una verdadera maratón literaria y colectiva que propició la concepción de la lectura como derecho y como modo de construir cultura, sentido y ciudadanía; de vincularse, estrechar lazos, reflexionar y tomar el espacio público.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario