La ciudad

El Aliviador III funcionó antes de su inauguración

La obra no se encontraba habilitada, pero ya fue probada para lo que fue construida: el Aliviador III, en la embocadura del arroyo Ludueña, aguas abajo del puente de la avenida Sorrento.

Lunes 29 de Febrero de 2016

La obra no se encontraba habilitada, pero ya fue probada para lo que fue construida: el Aliviador III, en la embocadura del arroyo Ludueña, aguas abajo del puente de la avenida Sorrento, comenzó a funcionar pese a que aún no fue inaugurado oficialmente. Es que entre el temporal de la de hace diez días y las lluvias del viernes pasado, el agua empezó a descargar por el acueducto. La obra impidió la inundación de varios barrios de la ciudad.
  Las tormentas de las dos últimas semanas hicieron que el nivel de agua del arroyo aguas arriba del entubamiento subiera considerablemente, poniendo en riesgo la inundación a un número importante de viviendas aguas arriba. “Afortunadamente, y si bien no estaba habilitado, gran cantidad de agua ingresó al conducto en construcción, cumpliendo ya la función de aliviador, evitando inundaciones aguas arriba”, señalaron desde la constructora.
  La obra del Aliviador III se inició en 2012, ejecutada por la provincia y la constructora contratista es la UTE Obring-Edeca. El conducto está prácticamente terminado, la empresa se está abocando a finalizar la obra de descarga sobra el arroyo Ludueña. “En 60 días estaría finalizada la obra completa”, aseguraron desde la empresa contratista.
  El arroyo Ludueña cuenta con una cuenca amplia dentro del departamento Rosario.
  El cambio climático, pero principalmente la sustitución de tierras rurales (con alto grado de absorción disminuyendo el agua que drena hacia el arroyo) por urbanizaciones con alto nivel de impermeabilización de la superficie sobre la que cae el agua, hacen que la concentración de las aguas de lluvia en el arroyo se dé en forma mucho más rápida, incrementando los caudales pico con el correr de los años.
  Esto llevó a que el entubamiento ejecutado hace más de 30 años hoy no tenga capacidad para drenar todo el caudal que lleva el arroyo en los picos de crecida. Este estrangulamiento que genera el entubamiento en los picos de crecida, hace que suba el nivel del arroyo aguas arriba, inundando zonas densamente pobladas.
  Por eso se construyen conductos aliviadores. El Aliviador III es un conducto en túnel de 5 metros de diámetro, de 2 kilómetros de longitud, a 10 metros de profundidad, cuya obra de toma se halla a la altura del puente de Sorrento y va es todo por calle hasta desembocar en el Ludueña en zona cercana a su desembocadura en el Paraná. Este aliviador es una especie de by pass que empieza a funcionar cuando el arroyo crece en forma extraordinaria, por lluvias extraordinarias, y supera cierto nivel, es cuando el agua ingresa este entubamiento.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario