La ciudad

El aislamiento empezó a acatarse y las calles quedaron desiertas

Los espacios públicos más emblemáticos exhibieron una impactante falta de movimiento. La ciudad extrema las medidas para evitar contagios.

Lunes 23 de Marzo de 2020

Las imágenes que ofreció la ciudad en la jornada de ayer expusieron el mayor grado de aceptación de la cuarentena total desde que se implementó esa determinación a nivel nacional. Las principales calles y los espacios públicos más importantes de Rosario exhibieron una sensación de vacío impactante, desolador, en consonancia con la gravedad de la situación de pandemia que impone la propagación del coronavirus.

   A juzgar por el desarrollo del domingo, sin dudas los rosarinos fueron tomando conciencia del escenario de compromiso y responsabilidad individual que requiere un proceso de este tipo, que recién lleva sus primeros días de medidas de carácter restrictivo. Esa conducta particular derivó en postales colectivas contundentes.

   Al menos, esas impresiones entregaron los paseos más tradicionales de la ciudad. Parecieron escenas detenidas, extrañas, inéditas. Sólo las luces de algunos móviles policiales lograban estremecer esa quietud, con sus luces y sirenas.

Esos recorridos de control volvían a poner el foco de atención en la consigna que atraviesa el país, desde hace días: «quedáte en casa».

   El Monumento, el parque Nacional a la Bandera, los espacios verdes de la costa central y sus avenidas ribereñas revelaron una falta de movimiento como rasgo característico común. Muy pocos automóviles estacionados, mesas vacías y sillas inclinadas, juegos para niños sin destinatarios, en cada rincón la ciudad ofreció señales de estar dando los primeros pasos dentro de una etapa de aplacamiento frente una tragedia de derrame mundial.

   En tanto, Pellegrini, 27 de Febrero, Oroño, Lagos y Francia, las arterias más significativas de los radios más poblados de la ciudad, también cedieron curiosas imágenes de detenimiento urbano. Sólo se advirtieron desplazamientos mínimos, producto de aquellos que caminaban a hacer sus compras a negocios de cercanía.

   Ante el esencial grado de necesidad, ayer por la mañana abrieron sus puertas algunos almacenes, supermercados chicos, farmacias, y quioscos para colaborar con el reabastecimiento de los ciudadanos.

   En tanto, en las primeras horas de ayer, los puestos de diarios volvieron a cobrar nuevas energías con una demanda muy superior a la habitual, sobre todo en el casco céntrico. Muchos buscaron informarse dentro de sus hogares, y el periodismo gráfico cumplió un rol trascendental en esta vital tarea de comunicar.

   Se pudo ver algunos jefes de familia comprando publicaciones con juegos y actividades para los más pequeños, debido a la gran cantidad de horas que llevan en encierro. Este tipo de apuestas motiva mucho a los más chicos, por eso padres y madres salieron a nutrirse de este tipo de alternativas para enfrentar en familia la cuarentena.

   A medida que se acercó el mediodía, el vacío se fue imponiendo como reflejo contundente y dominante. El silencio acompañó esa irrupción inevitable y le fue dando forma a un domingo de ausencias. La decisión del gobierno nacional caló hondo ayer en los sectores más emblemáticos de la ciudad.

Más efectivas

En otro orden, según el relevamiento de autoridades municipales, la intención es que se repita esa postura colectiva de acatamiento de la cuarentena total en los barrios más alejados. Son zonas de dificultosa verificación, y de acuerdo a lo semblanteado en esos enclaves más lejanos, hay que multiplicar la presencia policial para que sea todavía más masiva, y efectiva, la conducta de los ciudadanos.

   Más allá de esa particularidad en la periferia, la respuesta general de los rosarinos fue tajante. La ciudad sigue detenida y va ajustando sus dispositivos de control para lograr una implementación cada vez más eficiente de las medidas restrictivas. Hoy, lunes, será otra prueba de fuego que servirá para seguir evaluando el comportamiento colectivo ante la pandemia del coronavirus.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario