La ciudad

El AIR y la Anac firmaron un acuerdo para darle solidez a la actividad operativa de la terminal rosarina

Control aviar y nuevo equipamiento son algunas de las medidas acordadas. Además se analizaron las frecuencias de vuelos de cabotajes e internacionales

Martes 24 de Agosto de 2021

El presidente del Directorio del Aeropuerto Internacional Rosario (AIR), Eduardo Romagnoli, y la Directora de la Administración Nacional de Aviación Civil (Anac), Paola Tamburelli, firmaron un convenio para elevar la solidez de la actividad operativa de la aerostación rosarina.

La rúbrica prevé garantizar las medidas de “control del peligro aviario y fauna” en la terminal rosarina. La intención de reducir el riesgo que supone la presencia de aves para las aeronaves y sus operaciones.

Romagnoli indicó: "Estamos trabajando junto a Anac para la activación de vuelos internacionales y el aumento de frecuencias de cabotaje. Además hoy damos un paso muy importante en materia de seguridad operacional con la adquisición de equipamiento. Estamos trabajo en conjunto con este organismo y de forma permanente".

Por su parte, Tamburelli sostuvo que “es una satisfacción enorme estar en el Aeropuerto Rosario firmando este convenio. Se trata de una cuestión importantes que va a darle solidez a la administración en lo que respecta al controla aviar. Un sistema que cumple estándares internacionales y que contará con el acompañamiento nuestro desde la Anac en todo lo que sea necesario. Estamos proveyendo un cañón espantapájaros para asegurar que este control aviar realmente sea efectivo".

Equipamiento e importancia del control aviar

Romagnoli detalló que “el equipo espantapájaros entregado por Anac es de marca Gepaval S.L., modelo Guardian-2 y será destinado para uso en tareas de prevención de peligro aviario".

Los aeropuertos forman parte de un ecosistema natural, en los que habita fauna silvestre. Los animales buscan alimento, agua, abrigo y muchas veces encuentran estos elementos esenciales en el predio aeroportuario elevando la probabilidad de inconvenientes con motores, parabrisas, etcétera.

Los incidentes y/o accidentes se registran principalmente en los momentos de despegue y aterrizaje, por eso es importante la evaluación constante y metódica del peligro potencial que representa la presencia de fauna. El objetivo es minimizarlo y de esta manera preservar la integridad de las personas.

Las acciones que se desarrollan buscan eliminar factores de atracción de fauna dentro de un aeropuerto, como medida fundamental para el efectivo control de la misma.

También hay métodos activos y pasivos para controlar las poblaciones de aves tanto residentes como estacionales en el aeropuerto y su área de influencia y consecuentemente reducir la probabilidad de impactos.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario