La ciudad

El Acuario del Río Paraná se destaca como edificio accesible

El gobierno de la provincia de Santa Fe tuvo a la accesibilidad como eje en el diseño del nuevo edificio.

Sábado 24 de Marzo de 2018

Desde su apertura, el 9 de febrero pasado, el Centro Científico, Tecnológico y Educativo Acuario del Río Paraná, se posicionó dentro del circuito para personas con discapacidad por ser una opción accesible para todos.

El gobierno de la provincia de Santa Fe tuvo a la accesibilidad como eje en el diseño del nuevo edificio.

"Desde el origen, se pensó en hacer un edificio libre de barreras, por eso se construyó la rampa de acceso que mira hacia el río, y por dentro es un recorrido en espacios planos, sin escalones o desniveles que puedan dificultar a personas con discapacidad motriz", indicó el director del Acuario, Andrés Sciara.

"Con el edificio terminado, el siguiente paso fue capacitar a los residentes, encargados de llevar adelante las visitas guiadas, y diseñar los juegos interactivos, trabajo que logramos junto a la Subsecretaría de Inclusión de Personas con Discapacidad", detalló el funcionario.

Además, el Centro tiene previsto un cupo de ingreso gratuito y prioritario para personas con discapacidad y un acompañante en todos los turnos de visitas, como condición se requiere presentación de certificado correspondiente.

"Es emocionante ver la llegada de tantos chicos y adultos que vienen a conocer nuestra propuesta, y estamos orgullosos de ser una opción que eligen personas que nos muestran otra forma de ver la realidad, otra forma de percibir la vida del río y nos hacen crecer" expresó Sciara.

La accesibilidad y la preparación de los residentes tuvo un impacto positivo y las personas con discapacidad se apropiaron del Acuario como espacio para visitar, algo que según subsecretario de Inclusión de Personas con Discapacidad, Maximiliano Marc no es común en tan poco tiempo.

"Las personas con discapacidad encontraron en el Acuario un lugar donde se sintieron cómodos, y por eso empezaron a recomendarlo. Es un circuito que fue pensado para ellos y esto hace que se sientan incluidos y vayan a visitarlo".

"Empezamos con capacitaciones y reuniones con los residentes para trabajar en lo relacionado a las barreras físicas y actitudinales. Muchas veces lo que no se conoce da miedo o genera incomodidades" indicó Marc.

"Los residentes deben saber cómo relacionarse con ellos, cómo asistirlos, que no se generen malos momentos y que tengan un buen desempeño", agregó.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario