La ciudad

"El 90% de perros que atacan son abandonados, muchos en la puerta del Imusa"

Diana Bonifacio, titular del Instituto Municipal de Salud Animal (Imusa), cuestionó a quienes abandonan a perros pitbull, rottweiler y dogos porque no pueden hacerse cargo de su cuidado.

Lunes 16 de Febrero de 2015

La titular del Instituto Municipal de Salud Animal (Imusa) sostuvo que "por defender una casa o negocio no se puede adquirir un perro de gran porte y desentenderme" de sus riesgos y cuidados. Y cuestionó a quienes abandonan a sus perros en las puertas de la Institución, porque de esta forma el estado se termina haciendo cargo "de una mala decisión o un capricho".
 
Ayer se conoció el caso de un hombre de 32 años que se encontraba internado en grave estado luego de ser atacado por su propio perro de raza pitbull. El animal le perforó la traquea  y le provocó graves daños en la arteria humeral.
 
"Hay que insistir en llevarle a la gente conocimientos, consejos y medidas que prevengan este tipo de ataques tan desagradables", señaló Bonifacio a "El primero de la mañana" de La Ocho. Y advirtió: "No podés tener un perro de gran porte suelto porque nadie puede garantizar la actitud de ese animal".
 
Señaló que "da pena también la cantidad de perros atacados en la calle por otros perros" y recordó que tanto la Municipalidad como el Imusa tienen una política ya tomada con los perros de gran porte, "que es desalentar la tenencia de estos perros".
 
Para Bonifacio, las discusiones sobre la peligrosidad o no de estas razas "no aportan nada" y que sólo sirven "para un congreso de comportamiento animal". En cambio, propone debatir y concientizar sobre la prevención y cuidados que deben seguir quienes tienen estos perros.
 
"Por defender una casa o negocio no estoy autorizado a adquirir un perro de gran porte y desentenderme de lo que significa. Por eso el perro también es víctima, porque el 90 por ciento de los perros que atacan son abandonados, muchos incluso en la puerta del Imusa", alertó.
 
En este sentido, describió que en el Instituto de Salud Animal hoy en día tienen "alrededor de diez pitbull, varios rotweiller y dogos" y que "en definitiva es el Estado el que se está haciendo cargo de una mala decisión o capricho".
 
"Lamentablemente el Estado termina costeando los gastos de ese perro. Y terminan un año o dos encerrados en el Imusa, que no tiene por qué sostener a un perro de gran porte que no puede convivir y que es muy difícil de readoptar", indicó Bonifacio.
 

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS