Pandemia

El 25% de los taxistas tiene más de 60 años e integra grupos de riesgo

Muchos no están trabajando y además los viajes se redujeron drásticamente. Piden que solo haya guardias mínimas por la noche.

Miércoles 18 de Marzo de 2020

El 25 por ciento de los taxistas están comprendidos en el universo de personas vulnerables al corononavirus, ya que tienen más de 60 años o padecen patologías de base, por lo cual muchos no están trabajando. A raíz de esto, sumado a la caída de viajes por la pandemia, los peones están solicitando suspender los servicios nocturnos o en su defecto implementar guardias mínimas.

   Además, tanto peones como los dueños de chapas se pusieron de acuerdo en dividir por mitades los gastos y recibir igual proporción de ganancias.

   Así lo reveló ayer el titular del Sindicato Peones de Taxis (SPT), Horacio Yannotti, quien remarcó que “un 25 por ciento de los choferes tiene más de 60 años o tiene patologías de base que requieren un cuidado extremo (diabéticos, patologías pulmonares, trasplantados, cardíacos, inmunosuprimidos).

   “Hay menos choferes. Yo tengo 61, soy cardíaco y estoy con jornada reducida. Pero además se ve muy poca actividad en la calle. Los viajes por la reclusión de mucha gente han mermado durante el día en un 40 por ciento, y a la noche el trabajo cayó un 60 por ciento desde el comienzo de la pandemia”, estimó.

   Desde ayer, se suspendieron los arreglos no convencionales de tarifas fijas entre dueños de chapas y peones. El tradicional 65% para los licenciatarios y 35% para los conductores, se reemplazó por el 50% de ganancias a los choferes y que se compartan con igual porcentaje los gastos de combustible.

   “Una de las mociones fue dividir el horario en dos turnos de 8 horas con nuestros compañeros para compensar el impacto de la merma de viajes correspondientes al turno noche”, indicó.

   “Quedó como una posibilidad planteada y consensuada poner en marcha turnos de 6 a 14 y de 14 a 22 y sólo guardias mínimas para la madrugada”, señaló por último Yannotti.

Protocolo

Por otra parte, los titulares de taxis se reunieron ayer con el intendente Pablo Javkin para acordar la puesta en marcha de un protocolo de acción para evitar contagio por coronavirus. Uno de los puntos críticos es el abastecimiento del alcohol en gel en las unidades.

   Durante una hora, las cámaras de representantes de los dueños de las licencias intercambiaron opiniones con las autoridades del municipio. Al encuentro también acudió la titular de Epidemiología municipal, Analía Chumpitaz, quien esclareció al sector sobre los efectos del coronavirus, modos de contagio y métodos de prevención.

   El protocolo es dinámico y podrá modificarse de ser necesario y la secretaria de Movilidad del municipio, Eva Jokanovich, sugirió que se coloquen carteles en cada taxi.

   El manual de higiene y prevención será de aplicación voluntaria, pero si existe alguna unidad que no cumpla con la normativa vigente, su titular será sancionado.

   En rigor, el encuentro entre el Ejecutivo, los licenciatarios y peones sirvió para armar un plan de contingencia frente a la pandemia.

   Cada conductor, antes de tomar servicio deberá limpiar y desinfectar el habitáculo: puertas, picaportes, apoyabrazos, ventanillas y asientos. Deberán higienizarse las manos antes de tomar servicio con agua y jabón o alcohol en gel.

   Además, cada unidad debería contar con un kit de elementos básicos de limpieza inmediata: solución de agua y lavandina o agua y alcohol, paños limpios, alcohol en gel.

   Y ante la sospecha de algún caso de algún pasajero que presente síntomas virales, cada taxi deberá tener a disposición barbijos, pero no se recomienda que los conductores deban utilizarlo.

   En consonancia con lo adoptado en el transporte de pasajeros, los coches de alquiler deberán circular siempre con las ventanillas bajas para permitir el recambio de aire y no se recomienda trasladar pasajeros en el asiento delantero del acompañante.

   En cuanto a la higiene de cada conductor, cada uno debería contar con alcohol en gel. Tras el encuentro con Javkin, el referente de la Cámara de Titulares de Licencias de Taxis de Rosario (Catiltar), Marcelo Díaz, aclaró que le manifestaron a las autoridades que el alcohol en gel “está cada vez más caro y escasea en muchos lugares, y solicitamos si nos pueden proveer de los que produzca la Facultad de Bioquímica”.

   El dirigente también le solicitó a las autoridades de Ejecutivo que se respete un máximo de tres pasajeros por viaje.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario