La ciudad

Ediles estudian iniciativa para hacer tests de consumo de drogas a conductores

Es un dispositivo que detecta mediante saliva si se consumieron estupefacientes. "El objetivo es que no conduzcan bajo los efectos de sustancias nocivas", dijo Jorge Boasso, autor del proyecto.

Miércoles 26 de Junio de 2013

El Concejo Municipal estudia un proyecto de ordenanza que busca implementar controles de narcolemia en los operativos de tránsito. Se trata, de acuerdo a lo que se conoce del proyecto, de un dispositivo que actúa mediante la saliva y que detecta si el conductor ha ingerido alguna de las sustancias que alteran los reflejos al estar al frente del volenta.

El autor de la iniciativa fue el concejal de la Unión Cívica Radical (UCR) Jorge Boasso, quien dijo que el proyecto puede ser tratado y aprobado la semana próxima.

"En la ley nacional tránsito y en el Código de Faltas de Rosario tenemos que sancionar y prohibir a aquellos conductores que se encuentren alcoholizados o bajo el efecto de alguna droga. Por un lado se hacen operativos para detectar el alcohol, pero no se hacen para la detección de droga en el conductor", afirmó el edil en contacto con el programa "El primero de la mañana" de La Ocho.

El legislador sostuvo que "en el mundo existen, y en algunas ciudades de argentinas, dispositivos que se colocan en la boca y en contacto con la saliva, y con reactivos, se detecta si la persona ha ingerido algunas de las drogas que restringen o limitan los reflejos para manejar, poniendo en peligro a quienes acompañan a ese conductor y a la población en general".

"En la provincia de Entre Rios se realiza con éxito. también en Capital Federal. La propuesta es que en la ciudad de Rosario se incorpore este sistema de detección de drogas en saliva que permite avanzar en educación y seguridad vial al igual que perfeccionar los controles de alcoholemia. El proyecto no tiende a criminalizar al que consume drogas. Uno de los artículos prohíbe remitir información a cualquier organismo o institución o persona. Además en caso de ser positivo el examen, se le devuelve al conductor la lengüeta que se utilizó para la prueba. El único objetivo que tiene este proyecto es que no conduzca bajo los efectos de estupefacientes.", acotó Boasso.

¿Te gustó la nota?

Dejá tu comentario