La ciudad

Edificios y obras en duda por la tensa transición

Socialismo y peronismo se reparten críticas en el proceso de recambio. El gobierno electo pide un listado de proyectos a finalizar.

Miércoles 13 de Noviembre de 2019

En el marco de una transición compleja, discutida y tironeada entre el socialismo y el peronismo, muchas de las obras públicas que se están ejecutando en la ciudad quedarán bajo un signo de interrogación luego del 10 de diciembre. "Hechos y no palabras. El gobierno no da certezas de cómo se pagarán. Tomaron la transición como un rehén para posicionarse como opositores con el cambio de gobierno", acusó el diputado provincial justicialista Leandro Busatto. En la vereda de enfrente, el legislador progresista Joaquín Blanco devolvió gentilezas: "Hermes Binner continuó obras que empezó Jorge Obeid, porque el Estado es uno solo".

En un listado tentativo, muchos proyectos que comenzaron en Rosario tienen plazos de obra que van más allá del recambio de gobierno en la provincia.

Se trata del nuevo edificio del Instituto Superior de Educación Física (Isef), la ampliación del Museo Castagnino, la culminación del Hospital Regional Sur (Circunvalación y San Martín), las megacomisarías, la urbanización de República de la Sexta, el plan habitacional en el ex Batallón 121, el nuevo edificio del aeropuerto y el centro cultural en Salta 2141, entre otros planes.

En materia de infraestructura vial, deben continuar tres obras emblemáticas: avenida Calasanz de Wilde al límite oeste (estadio mundialista de hockey), avenida Jorge Newbery de Circunvalación a Donado, y el desagüe pluvial en zona Sorrento y Olavarría.

Incertidumbre

La transición sigue muy discutida y pone a todos ellos bajo un paraguas (ver página 10). "Si el gobierno provincial no nos da certezas de cómo se van a financiar, vamos a tener inconvenientes. Y parte de la transición tiene que ver con la falta de una previsión sobre los planes de pago, financiación y los fondos para hacerse cargo. Nunca tuvimos el listado exacto de las obras públicas en marcha y en vías de adjudicación. Pedimos que no haya más licitaciones. Pero, no hay información oficial", se quejó Busatto.

"Ratifico todo lo expresado por el gobernador Miguel Lifschitz y todo el gabinete en cuanto a la predisposición en la transición. No sólo es discutir la información sobre lo que está en marcha, sino también tener perspectiva de agenda en común. Hay que ponerse de acuerdo, trazar una transición santafesina en consonancia con lo nacional", replicó Blanco para marcar un aspecto: "El Frente Progresista será mayoría en Diputados y habrá que acordar. Tal vez, las prioridades en obra pública de Lifschitz no sean las mismas que Perotti".

Busatto recogió el guante: "Hubiese sido más fácil en un proceso serio. Tomaron la transición como rehén político para posicionarse como oposición en vez de pensar en cómo continúa la provincia".

Binner y Obeid

Así, Blanco contrapuso un hecho del pasado. "Binner también continuó obras que había empezado Obeid porque el Estado es uno solo. Las cuestiones centrales tienen que ver con el funcionamiento del Estado. Perotti conocía las obras en marcha. Hace diez años que sabe que queríamos hacer un hospital de alta complejidad en Rafaela y está en marcha. Será decisión de él si lo continúa o no".

El diputado justicialista retrucó: "Más hechos y menos palabras. Si tienen vocación de retomar la transición demuestren hechos concretos y después nos sentamos a hablar. Se había acordado que el presupuesto lo maneje Omar después del 10 de diciembre y un compromiso a no enviar más pliegos".

"Nos vamos, pero el 11 de diciembre empezamos a discutir la ley de ministerios en la Legislatura, con Lifschitz como presidente de la Cámara de Diputados. La realidad nos obligará a sentarnos y ponernos de acuerdo", cerró Blanco.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS