PANDEMIA

Dramático aumento de las consultas odontológicas por piezas dentales rotas durante la pandemia de coronavirus

El titular del Colegio de Odontólogos del sur de la prvincia, Raúl Allín, reconoció que, pese a los padecimientos, los pacientes postergan la visita al consultorio y los dentistas siguen en crisis

Viernes 11 de Septiembre de 2020

Te levantás a la mañana en medio de la pandemia. Te duele la mandíbula, el cuello y masticás un trozo de muela. Sos una de las tantas víctima de la "epidemia de los dientes rotos", como llaman a estos tiempos signados por el Covid-19 los que sufren problemas dentales. Los odontólogos aseguran que en estos últimos seis meses los consultaron por piezas dentales rotas y bruxismo más que en los últimos seis años.

El bruxismo o enfermedad silenciosa es una patología que sufre aproximadamente un 70% de la población y que consiste en apretar de forma inconsciente la mandíbula, tanto de día como de noche, y hacer rechinar los dientes, produciendo el desgaste de las piezas, la inflamación de las encías, la movilidad y hasta la fractura de los dientes.

¿Cómo se previene? Con una placa dental (como la que usan los boxeadores pero que se moldea especialmente) que también es salada a los bolsillos (cuestan en promedio unos 3 mil pesos o más) y tampoco son reconocidas por la mayoría de las obras sociales y prepagas.

Pero ese no es el único problema que se ha agravado en los consultorios odontológicos de Rosario y la región. Según el presidente del Colegio de Odontólogos de Rosario, Raúl Allín, quien dialogó con La Capital, "la mayoría de las obras sociales y prepagas se resisten a cubrir la bioseguridad para atender en pandemia, algo irracional si se tiene en cuenta que tenemos contacto estrecho con el paciente y siempre estamos en fase 1, y los pacientes postergan la visita al odontólogo ante la imposibilidad de pagar esa protección".

allin.jpg

A pesar del estado crítico que padecen la mayoría de los 3.100 matriculados del colegio que nuclea a los profesionales del sur de la provincia, Allín, que tiene 34 años de carrera, rescató una buena: "Al día de la fecha no se registró ningún contagio de un profesional en el consultorio". Aunque lamentó que sí falleció, en la ciudad y por Covid, un mecánico que reparaba elementos de los consultorios.

Reclamo al desnudo

Allín destacó la medida que realizaron los odontólogos autoconvocados en mayo pasado cuando realizaron un video, semidesnudos, en protesta por la caída libre a la que sometía la pandemia a su profesión. "Estamos desnudos y abandonados por el Estado nacional y provincial, y también por las instituciones intermedias, como colegios y asociaciones. Hace 70 días que sólo atendemos urgencias", se quejaron en aquella oportunidad.

Embed

En ese sentido, dijo que la medida le había parecido "buena" porque había "visibilizado una situación real". "Hemos planteado la situación en las obras sociales, ante el gobierno provincial y nacional desde la Federación que nuclea los colegios de todo el país. Los primeros que entendieron la situación fueron las Cajas Provinciales: Forense, de Arquitectos y de Ingenieros en primer lugar", señaló.

Asimismo, contó que, al principio de la pandemia y por falta de insumos, se les vendía a los profesionales kit de descartables a precio dólar y a "pagar con billete dólar, un despropósito".

También destacó que hoy el costo de los insumos descartables de cuidado se calculan en mil pesos. Esto se divide en dos cifras: se calculan 600 por paciente para máscara, barbijo, guantes y delantal (para el odontólogo), más babero de atención. Y se agregan 400 para preparar el consultorio: "El profesional debe descartar todo, desinfectar todo, hasta los picaportes, manualmente y sin gente en sala de espera, envolver algunos objetos en papel film", explicó Allín.

"Muchos profesionales con tal de no descuidar la salud de sus sus pacientes han corrido con parte o la totalidad de los gastos, pero no todos pueden hacerlo. Y si las obras sociales no les cubren a los pacientes estos insumos, al menos en un porcentaje, y ellos no los pueden pagar, no vienen a la consulta y la postergan con todo el perjuicio lo que eso implica para la salud bucal. Los odontólogos dan recibo por esto y aún así muchas obras sociales y p´repagas no reconocen los insumos", concluyó Allín.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS