La ciudad

Dos pececitos de colores, otra alegría para el hombre que encontró a su canario

Los rescatistas los hallaron en su pecera, que estaba quebrada pero con agua suficiente.

Sábado 10 de Agosto de 2013

En medio de tanta congoja y mientras sigue el arduo trabajo por lograr encontrar a algún sobreviviente de la tragedia ocurrida el martes último en el edificio de Salta 2141, algunos rescates al menos, logran dibujar una sonrisa en medio de tanta angustia.

Tal fue el caso de dos peces de colores que fueron rescatados esta mañana de una pecera que, pese a mostrarse quebrada, quedó con el agua suficiente para que dos pececitos de colores pudieran sobrevivir y regresar junto a su dueño, un hombre que hace un par de días había logrado encontrar a su canario en medio de las ruinas de su casa, ubicada junto al edificio siniestrado.

La titular del Imusa, Diana Bonifacio, explicó en declaraciones radiales que "la pecera está quebrada pero con agua suficiente para que los animalitos pudieran respirar. El dueño de estos pececitos es el mismo señor a quien días atrás le rescataron el canario. El vive en una casa aledaña, de la que no que le quedó absolutamente nada, y entre la nada empieza a encontrar a sus mascotas. Estaba realmente conmocionado, porque entre tanta tristeza algo te tiene que alegrar".

Consultada sobre si hay un registro de mascotas, la funcionaria explicó que "sí, sobre todo de gatos y mascotas exóticas por el tamaño. Los gatos porque por su anatomía se esconden en espacios chicos y se pueden esconder en un hueco, no así los perros, que además de tener una conducta diferente a la de los gatos y no buscan esconderse nunca, tienen un cuerpo más expuesto. De hecho muchos deben haber fallecido con sus propios dueños".

"También tenemos una página de Facebook pero mucha gente se ha dado su tiempo para buscar a su animal. Para cualquier información la gente se puede comunicar a los teléfonos 155 212905 o al 155 781399 permanentemente y para alguna otra información tenemos el mail que es imusa@rosario.gov.ar. Lo bueno es que lo que ha ido apareciendo ya tiene un destino. Obviamente los que tenían dueño, como Félix —su dueña, Soledad Medina falleció en la tragedia— estamos en contacto con su familia. El gatito está internado, estamos esperando que se recupere todo el tiempo que sea necesario. Y los otros se han ido reubicando con sus familiares y también tenemos hogares de tránsito. Y también conseguimos adopciones para aquellos que se perdieron y no tienen aspecto de tener un dueño".

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario