La ciudad

Dos jóvenes santafesinos llevarán al Papa Francisco sus preocupaciones

Trasladarán las principales conclusiones del primer encuentro de la Fundación Scholas que se desarrolló en la ciudad de Rosario.

Lunes 23 de Abril de 2018

La Fundación Scholas que el Papa Francisco creó en 2001, llegó por primera vez a Santa Fe para trabajar con adolescentes de escuelas públicas y privadas, en problemáticas de alto impacto para los jóvenes. Participaron 215 alumnos de Rosario y Funes, y dos de ellos viajarán el 10 de mayo a Roma, para exponer las conclusiones sobre educación sexual e inseguridad, los temas que eligieron para una semana singular.

La experiencia de la que participaron once escuelas, públicas, privadas, confesionales y laicas, se realizó en la Escuela de Enseñanza Media "Raúl Arino", de Funes y contó con el aval de los ministerios de Educación de la Nación, la Provincia de Santa Fe y del municipio anfitrión. El director mundial de Scholas, José María del Corral, fue el receptor de las conclusiones que ahora los jóvenes llevarán a Roma.

¿Por qué los jóvenes? Porque para Scholas la educación es el salvoconducto hacia la paz, a través de la cultura del encuentro. Con ese ideario trabaja en 190 países a través de programas acuñados en la idiosincracia de cada lugar. En la certeza de que a esa edad se pueden reconfigurar vínculos, aceptar desafíos y cuestionar lo dado sino lo hallan noble y verdadero, la Fundación hasta logró convertir en políticas de Estado algunos de sus objetivos.

"Que los chicos comiencen a tener voz, y los docentes a callar y escuchar", sintetizó del Corral, sobre uno de los ejes del trabajo que tuvo como condición enriquecer el encuentro con experiencias de vidas muy distintas. "No decimos lo que tienen que aprender, sino que ellos eligen lo que les preocupa, en este caso, su sexualidad, la falta de educación sexual, y la violencia e inseguridad en que viven", comentó sobre los temas que decidieron los jóvenes rosarinos, entre 16 y 18 años.

Durante una semana, los adolescentes pusieron su reflexión y su sentir a los dos temas elegidos. Ahora votarán para decidir quiénes viajarán para entregar en mano al Papa Francisco sus conclusiones que esperan ver plasmadas en algunas líneas de acción. Las propuestas también serán elevadas a las autoridades educativas. Los jóvenes participantes trabajaron junto al equipo de Scholas, que además formó voluntarios locales que colaborarán en la realización de la experiencia.

Generar espacios

Así, con respecto a la preocupación de sus sexualidades, piden que en todas las escuelas de Santa Fe, tanto en el nivel primario como secundario, se genere un espacio curricular, basado en la Ley 26.150, con información tanto de lo anatómico (incluyendo cuidado físico e higiene), como desde lo psicológico (género y vivir la sexualidad). Además se programaron encuentros con profesionales y la organizaciones.

Con respecto a la inseguridad, entre otras iniciativas, proponen alcanzar la integración de los ex presidiarios a la sociedad ya que el 85 por ciento de los presos que estudian no vuelven a la cárcel. Además, para garantizar la ocupación laboral proponen crear empresas estatales que les brinden puestos de trabajo y beneficio impositivo para las firmas privadas que los contraten. Y no pasaron por alto la creación de lugares de contención.

Reclamos sin caretas

"Todas las voces fueron realmente impresionantes, una de las chicas pidió al mundo adulto que se saque la careta, en este momento en que se debate el aborto, y que a ellos quién les habla del comienzo de esa historia", contó del Corral.

Y dijo que la adolescente además refirió a las encuestas realizadas para el encuentro: "la mitad de las escuelas, ya sean públicas o privadas no hablan de esto, y la otra mitad lo hablan mal porque no nos escuchan o nos dan moralina".

Otra muestra más del nivel emocional y reflexivo de los testimonios otorgados la dio una joven al referirse al alcohol, que muchas veces se toma para deshinibirse, pero que en una ocasión la "llevó a despertarse en la habitación de un compañero, con la puerta cerrada, y cuando uno no quiere, es abuso".

Según del Corral, los primeros destinatarios de los frutos del encuentro son los propios jóvenes. "La educación en la que cree Francisco, es de abajo para arriba, los chicos se dan cuenta de que pueden hacer algo", explicó.

¿En esta experiencia los jóvenes pueden llegar a ver las causas estructurales de los problemas que exponen? "No sólo pueden ver las causas, sino que dijeron y remarcaron con claridad que una educación que no impulsa un sentido, por más que tengas computadora e internet, no brinda absolutamente nada".

El encuentro propiciado por Scholas tiene además como objetivo descubrir al otro.

"A muchos de ustedes, ni los cruzaba en la calle, dijo uno de los jóvenes, y sin embargo hoy no me quiero ir de acá y quiero ser voluntario", relató del Corral, como botón de muestra de la jornada del cierre, a la que también acudieron a dar su pedido por la paz, tres de las viudas de los rosarinos muertos en el atentado de Nueva York.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario