La ciudad

Dirigente trans denuncia por violencia policial a agentes que la detuvieron y golpearon

Michelle Mendoza relató que el sábado la detuvo un móvil del comando y la agredieron en Francia al 5200. "Esto lo hacen todos los fines de semana con todos los pibes de los barrios", reflexionó

Lunes 29 de Junio de 2015

La militante por los derechos de la comunidad trans e integrante del Movimiento Evita de Rosario, Michelle Mendoza, denunciará ante el Ministerio Público de la Acusación un caso de violencia policial por parte de agentes que este fin de semana la detuvieron y golpearon por su condición sexual.
 
Michelle es la titular del Frente de la Diversidad del Movimiento Evita y contó que el sábado iba en un auto junto a dos jóvenes por Francia al 5200, detrás de Jefatura de Policía. En ese momento un móvil del comando radioeléctrico les hace seña de luces para que detengan la marcha.
 
Pero lo que parecía un control de rutina comenzó a subir de tono cuando, según el relato de Michelle, una de las mujeres policías le da un puntapié en los tobillos a uno de los jóvenes. "Es habitual eso, pero lo que hago es marcarle que eso no lo podía hacer, no lo podía maltratar. Y como respuesta a lo agarra de los pelos  y le apunta con el arma", señaló la dirigente a "El primero de la mañana" de La Ocho.
 
En ese momento, Mendoza le reiteró que lo que estaba haciendo "no es legal" y que los iba a denunciar. "A todo esto uno de los chicos se asusta y sale corriendo, lo van a buscar y piden refuerzos". Los policías se negaron a identificarse y quisieron quitarle el celular cuando vieron que llamaba a Alejandra Fedele, referente del Movimiento Evita en Rosario, quien pudo escuchar toda la conversación, con insultos y agresiones. hacia la militante trans. "Me esposan, me tiran al piso, me pisan las manos esposadas, se me suben arriba, me pisan los tobillos haciendo presión", relató Michelle sobre la salvaje agresión a la que fue sometida. De allí fue llevada a la comisaría 18ª.
 
Respecto de los motivos que motivaron este tipo de agresión reflexionó: "Pienso que lo que me pasó es algo habitual, que lo hacen todos los fines de semana con todos los chicos de los barrios y más cuando les piden que se respeten sus derechos. Y pienso que mi identidad de género es un agravante, porque además de decirme 'puto de mierda' a los pibes les decían '¿vos te la cogés? ¿por qué la defendés?', porque uno de ellos se pone adelante cuando ve cómo me estaban  pegando.
 
"Cuando  pregunto por qué me van a llevar detenida la respuesta es: 'porque tenés dos calzoncillos y un tupper en el auto", agregó la denunciante.
 
 

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS