La ciudad

Diputados distingue a un joven que tras una parálisis cerebral se recibió de contador

Es Luciano Palazesi, tiene 27 años, trabaja y sigue estudiando. Un ejemplo de lucha y superación. Fue distinguido como uno de los 10 jóvenes del país sobresaliente con discapacidad motriz.

Miércoles 12 de Noviembre de 2014

Hoy, a las 11, en la Legislatura Provincial, el presidente de la Cámara de Diputados de la provincia de Santa Fe, Luis Rubeo, y el legislador provincial Raúl Fernández distinguirán con un "Diploma de honor" a Luciano Palazesi, "en reconocimiento a sus logros obtenidos".

El joven, de 27 años, al nacer sufrió parálisis cerebral. Venció las barreras de la discapacidad y terminó su secundario con promedio 9,34, estudió, pero además se graduó como contador público en la Universidad Católica Argentina (UCA), trabaja y sigue estudiando. "Muchas gracias a todos lo que creyeron que yo podía ser cada día más", agradeció Luciano por las redes sociales.

Al nacer Luciano sufrió una parálisis cerebral que le dejó secuelas motoras y en el habla. Siempre con la ayuda de su familia y lucha incansable para su recuperación, logró superar barreras y terminar la escolaridad obligatoria siempre en una escuela común. Y con las mejores notas. Así se graduó en el secundario con un promedio de 9,34. Por si eso fuera poco terminó su carrera universitaria con 7, 26 de promedio y se recibió de contador público nacional en la Facultad de Ciencias Económicas de la Universidad Católica Argentina (UCA), sede Rosario. Fue distinguido varias veces, entre esos reconocimientos es "uno de los 10 jóvenes del país sobresaliente con discapacidad motriz". Actualmente cursa el profesorado superior universitario en la UCA y trabaja en la sede del Ministerio de Trabajo y Seguridad Social de la Nación.

"Mañana va ser un día donde todos estos recuerdos van y muchos más a estar en mi cabeza, en mis palabras. Quiero agradecer a todas estas personas que me han acompañando en mi camino, a las Organizaciones a las cual pertenezco, a JCI Rosario, a la Fundación Obligado y a ConSoDis por dejarme aprender cada día más. A mis profesores de la Escuela Primaria y Secundaria, y la Universidad Católica Argentina por dejarme crecer como persona y como profesional. A mis amigos de la vida por aguantame cada una de mis locuras y aventuras; a mis compañeros de trabajo. Y especialmente a mis cimientos que son mi familia que me enseñó que los valores en la vida son todo y a no detenerme ante nada y nadie. Y a mi novia por estar siempre a mi lado. Muchas Gracias a todos lo que creyeron que yo podía ser cada día más", escribió ayer Luciano en su muro de facebook para agradecer este nuevo reconocimiento.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario