puja salarial

Dictan la conciliación obligatoria en conflicto con los recolectores

El servicio se prestará de manera normal. El 16 de junio habrá una nueva asamblea de la paritaria para acordar los incrementos salariales.

Martes 05 de Junio de 2018

El Ministerio de Trabajo de la Nación dictó anoche la conciliación obligatoria en el marco del conflicto que estaban levando adelante los recolectores de residuos en el marco de las negociaciones paritarias.

Tanto los trabajadores como la patronal volverán a verse las caras el próximo 16 de junio, día en que está pautada la audiencia para seguir adelante con las negociaciones salariales.

Por lo pronto, las posiciones están bastante claras. Mientras los recolectores van por un 27 por ciento de incremento salarial, la patronal ofreció un 15.

De allí que los ánimos estaban caldeados y el gremio de recolectores había inició ayer una serie de asambleas en las empresas que prestan el servicio de higiene urbana: la estatal Sumar y las privadas Lime y Limpar.

Esas asambleas habían afectado ayer las tres primeras horas de trabajo de cada turno. Los puntos más afectados fueron los finales de cada ruta, donde se resintió tanto la recolección como el servicio de barrido.

El subsecretario de Espacio Público del municipio, Juan José Di Pollina, explicó que se dispuso la realización de recorridos de refuerzo en contraturno "para cubrir lo que queda pendiente por las horas de trabajo que no se están cumpliendo". .

Desde la Municipalidad se había pedido la colaboración de la población a la hora de sacar los residuos hasta tanto se normalizara el servicio, hecho que sucedió anoche con el dictado de la conciliación obligatoria.

"Es un conflicto que nos excede como ciudad, donde no tenemos participación alguna, pero de extenderse varios días claramente va a resentir el servicio", había sostenido Di Pollina horas antes de que la cartera de Trabajo nacional dictara la conciliación.

El conflicto

El titular del Sindicato de Recolectores de Rosario, Marcelo Andrada, explicó que el malestar se origina en la falta de acuerdo en la paritaria nacional. "Fuimos al Ministerio de Trabajo con la cámara de empresarios y el único ofrecimiento que tuvimos es del 15 por ciento y nosotros pedimos un 27", sostuvo.

La protesta no sólo había afectado ayer el servicio de higiene urbana en las calles de Rosario, sino también en San Lorenzo, Puerto San Martín y la ciudad de Santa Fe, entre otras localidades.

En la capital provincial, la medida de fuerza afectó los primeros turnos de las dos las empresas prestatarias, Cliba y Urbafe, por lo cual la recolección de residuos comenzó recién a media mañana.

Desde la Municipalidad de Santa Fe se pidió a los vecinos, en caso de ser posible, no retirar los residuos de sus domicilios, a los efectos de contribuir con la higiene de la ciudad y prevenir la obstrucción de desagües en caso de lluvia.

Reclamo nacional

Los recolectores están representados en la paritaria nacional por la Federación Nacional de Trabajadores Camioneros, conducida por Hugo Moyano.

En todo el país, además de los servicios de higiene urbana, las medidas de fuerza afectaron también el transporte de caudales, de aguas y gaseosas, productos lácteos y combustibles.

El secretario adjunto de la federación, Pablo Moyano, había advertido el jueves pasado que desde este lunes se iniciaba un plan de lucha consistente en la realización de asambleas sorpresivas en los lugares de trabajo, como antesala de un paro nacional del gremio en caso de que no se produzcan avances en la negociación.

Fue luego de que fracasara una última audiencia paritaria en el Ministerio de Trabajo de la Nación.

Anoche, desde esa cartera nacional se dictó la conciliación obligatoria, por lo que la recolección de residuos se prestará de manera normal durante los próximos días.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

script type="text/javascript"> window._taboola = window._taboola || []; _taboola.push({flush: true});