La ciudad

Detienen a otro taxista ebrio al volante que quiso evitar un control

Ya suman diecisiete casos en lo que va del año. El chofer de taxi detenido tiene 35 años y tuvo que ser perseguido por un móvil del Comando Radioeléctrico.

Jueves 15 de Octubre de 2015

Otra vez un taxista fue detenido por conducir alcoholizado. Personal policial detectó ayer a un chofer de 35 años, que intentó en primera instancia evadir un control de rutina a alta velocidad, pero luego fue atrapado por agentes del Comando Radioeléctrico en la zona oeste de la ciudad. Allí se constató que circulaba en estado de ebriedad, por lo que fue derivado a la seccional 12, y el vehículo remitido al corralón. Con este caso, ya suman 17 los taxistas cuyos tests de alcoholemia arrojaron resultados positivos en los que va de 2015.
  Las estadísticas no dejan de llamar la atención en este rubro en particular. Es que estos 17 taxistas detectados en este año ya superan claramente los 12 casos relevados durante todo 2014, y la proyección permite intuir un crecimiento de esa cantidad.
  La detención se produjo en las primera horas de ayer en las adyacencias de la avenida Eva Perón y Solís. En ese momento, personal policial y de la Dirección de Tránsito de la Municipalidad se encontraban llevando adelante un operativo de control de rutina en ese popular sector de la zona oeste de la ciudad.
    Los agentes trataron de frenar la rápida marcha del taxi RA 2537, y el conductor no sólo no acató las indicaciones, sino que aceleró para darse a la fuga, intercalando maniobras realmente peligrosas.
  Esa acción provocó una corta persecución que finalizó con el chofer detenido a unas cuadras, en Fraga al 300. Rápidamente, los agentes le efectuaron el correspondiente test de alcoholemia con un resultado positivo.
  Tras esta comprobación, el conductor quedó detenido en la seccional 12 y el auto fue trasladado al corralón municipal.
  Vale recordar que los conductores de taxi, al funcionar dentro de un servicio público de pasajeros, tienen prohibido consumir alcohol en horario laboral. El margen de tolerancia es cero. Y las autoridades están siendo inflexibles ante esta exigencia.
  En este tipo de controles, mucho tienen que ver las denuncias realizadas por los ciudadanos en la línea telefónica de reclamos 147 (dependiente del Centro de Monitoreo), un vínculo que está demostrando un ágil funcionamiento con las organizaciones de fiscalización para poder llevar a cabo intervenciones cada vez más certeras y efectivas.
  En los últimos años aumentó la cantidad y la rigurosidad de los controles sobre los taxis, y desde allí comenzó a quedar al descubierto esta problemática. De todas maneras, tanto desde el sector taxista como desde las reparticiones de control que dependen de la Municipalidad se encargan de destacar que son números todavía poco representativos dentro de la población que existe en la ciudad.
  “En Rosario hay cerca de 4 mil taxis y más de 10 mil choferes, es una flota realmente muy grande y la gran mayoría cumple con las normativas y las exigencias. Pero debemos atacar este tipo de casos que ponen en riesgo a toda la sociedad”, advirtió Pablo Seghezzo, secretario de Control y Convivencia Ciudadana, quien de la misma manera admitió que siguen con atención la evolución de estos números en los respectivos controles.
  Algunos taxistas consultados. apuntaron que estos operativos y denuncias harán tomar conciencia a los conductores que hasta ahora creían que no les tocaría. “Es que con marcar tres números (147) en el celular cuando se baja del auto, el pasajero se transforma en inspector y hoy no está para perder el trabajo”, admitió un conductor.
  Con este panorama, queda expuesto un escenario que revela una situación que preocupa por su curva de crecimiento.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS