La ciudad

Detectan un camionero que conducía ebrio por la zona oeste de la ciudad

Ayer por la mañana manejaba un camión con acoplado en 27 de Febrero y Circunvalación. Tenía 0,76 gramo de alcohol en sangre, pero no debía tomar nada.

Domingo 01 de Marzo de 2015

Un camionero que conducía ebrio fue detectado en un control de alcoholemia municipal. Sucedió ayer en un procedimiento llevado adelante por la Secretaría de Control y Convivencia Ciudadana en 27 de Febrero y Circunvalación. El conductor de un camión Iveco con acoplado presentó 0,76 gramo de alcohol en sangre. En lo que va del fin de semana, 28 vehículos fueron al corralón por alcoholemia.

Ayer por la mañana, personal de las áreas de control municipales junto a efectivos policiales llevaron a cabo un operativo de tránsito en el oeste de la ciudad.

"El consumo de alcohol al volante es una conducta que no vamos a permitir. Como Estado municipal, mantenemos una presencia preventiva pero no dudamos en aplicar las sanciones correspondientes", advirtió el secretario de Control y Convivencia Ciudadana, Pablo Seghezzo.

La madrugada del viernes y sábado, personal de la Secretaría junto a efectivos policiales concretaron 122 controles sobre autos y motocicletas en las zonas más concurridas de la noche rosarina. En ese marco, se remitieron al depósito municipal 33 vehículos. "Unos 21 autos y 2 motos fueron trasladados porque sus conductores dieron positivo en los tests de alcoholemia que le practicamos", precisó Seghezzo.

En ese sentido, amplió: "La graduación máxima de alcohol en sangre hallada fue de 2,18 gramos". En tanto, explicó que los 10 restantes fueron remitidos porque sus conductores no pudieron acreditar los documentos obligatorios para circular.

El jueves a la noche también se desarrollaron 65 intervenciones en el tránsito, con el saldo de 14 traslados, 5 autos por haberse hallado alcohol por encima de lo permitido. La graduación máxima registrada fue de 0,76 gramo.

"Reforzamos la prevención y la presencia estatal en las calles a fin de promover condiciones seguras en el traslado de peatones y conductores", observó el secretario.

"El alcohol al volante —continuó— es una de las faltas más graves que se pueden cometer en materia vial. Buscamos instalar en la sociedad la gravedad que encubre este tipo de prácticas a fin de erradicarla definitivamente".

En lo que va del año, el municipio informó que se redujo a sólo el cinco por ciento los tests de alcoholemia con resultado positivo. Durante 2014, la media arrojó cerca de un 15 por ciento de resultados positivos.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS