La ciudad

Desvalijaron la casa de una familia rosarina que veraneaba en Villa Gesell

Inseguridad en la costa. Mientras cenaban afuera, le robaron sus objetos de valor de la casa que alquilaban en la zona céntrica de esa ciudad. Tenía alarma pero estaba apagada.

Jueves 15 de Enero de 2015

La inseguridad no distingue destinos. Esta vez, una familia rosarina sufrió un robo en la noche del martes en Villa Gesell. Delincuentes ingresaron en el dúplex que alquilaban en la zona céntrica y se llevaron todos los objetos de valor, mientras los veraneantes habían salido a cenar. "Se ve mucha policía caminando por algunas cuadras del centro y por las playas, pero a la hora de la verdadera seguridad, no pasa nada. Quieren hacer creer que en la costa está todo bien, y la verdad es que no está todo bien", afirmó Marcela López, con rasgos entrecortados de bronca e impotencia en la voz.

La docente rosarina, quien también se desempeña como jefa del equipo de hockey del club Provincial, se mostró sorprendida por la poca repercusión que tuvo el hecho en Villa Gesell. "Acá no se habla nada de estas cosas. Nosotros queremos que esto se sepa. Que los rosarinos estén atentos cuando deciden alquilar en esta zona. La verdad es que esta ciudad cambió muchísimo. Hace 10 años que vengo acá, pero ahora esto de los asaltos se volvió cosa común. Lo dicen todos los vecinos de acá", advirtió.

Marcela se encuentra en Villa Gesell desde el 30 de diciembre pasado junto a su marido, su hijo menor de 14 años, su hermana y el esposo, una perra ovejero alemán y un caniche. Y debido al pésimo momento y a los trámites formales que debió encarar para entregar la casa, la familia decidió quedarse anoche en esa localidad porque no estaban en condiciones de viajar.

"Con lo que nos pasó, se volvió insoportable estar acá. Pero como nos notamos muy nerviosos, estamos viendo en qué hotel nos vamos a quedar hasta que estemos más tranquilos", contó apesadumbrada.

Estos rosarinos fueron desvalijados. La casa, ubicada en 114 entre 4 y 5, a una cuadra y media de la avenida principal, tenía servicio de alarma pero esa noche no había quedado encendida. "Igual, para mí hicieron inteligencia porque no forzaron ninguna puerta, ni siquiera el portón. Nos estudiaron cada movimiento", se encargó de resaltar entre lógicos interrogantes.

Y explicó: "No encendimos la alarma porque dejamos los perros adentro de la casa. Pero queda claro que entraron con llaves porque no había nada forzado. Hubiera pasado lo mismo. Todo es muy sospechoso".

Con el dolor y la angustia sobrevolando su relato, Marcela comentó que: "El martes a la noche salimos a cenar alrededor de las 21 y volvimos cerca de las 2.30. Cuando llegamos, me sorprendió ver a nuestra perra ovejero alemán en el parte exterior de la casa, porque la habíamos dejado adentro. Cuando ingresamos, estaba todo revuelto, la ropa tirada en el piso y la luz de mi habitación prendida. Fue una sensación horrible".

Y agregó: "Llamamos rápidamente a la policía y vinieron dos agentes muy jóvenes, que llamativamente ni siquiera entraron a la casa. Nos dijeron que no se podían tomar huellas digitales y esas cosas porque ya habíamos tocado nuestras pertenencias. Igual, fuimos a la comisaría a hacer la denuncia".

Entre los objetos sustraídos, detalló que "nos robaron dinero, la Play Station y los juegos de mi hijo, ropa, calzados y algunas alhajas. No se llevaron el auto de mi hermana porque no se dieron cuenta de que en el bolso que se llevaron estaba la llave original y el duplicado".

Esta familia rosarina, había alquilado la casa por una quincena, a través de internet. Y las vacaciones se convirtieron en auténtica pesadilla. Ahora, con la ayuda y el apoyo de familiares y amigos están estudiando cuándo emprender el regreso, aunque lo más probables es que se produzca hoy, un poco más serenos.

"Queremos hacer conocer esto porque la intención es que los rosarinos que vengan en la segunda quincena tengan en cuenta esta situación, y se cuiden un poco más que nosotros. Acá en Gesell son muchos los robos. No es el Gesell de antes, cambió mucho. Hay mucha policía, pero no cuidan a la gente", reclamó con resignación Marcela.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS