La Ciudad

Destacan el interés de empresas locales por recuperar el local de La Favorita

El secretario de Desarrollo Económico del municipio celebró las propuestas de revitalización que existen para la esquina de Córdoba y Sarmiento

Miércoles 28 de Abril de 2021

La aparición de varias ofertas para el emblemático edificio de la tienda La Favorita llevó optimismo a las oficinas del municipio que vienen gestionando estrategias para la recuperación del área central. "A contrapelo de las lecturas apresuradas que se hicieron sobre el tema, está claro que el comercio no es un elefante blanco en medio de la peatonal", destacó el secretario de Desarrollo Económico y Empleo de la Municipalidad, Sebastián Chale, y consideró que la esquina de Sarmiento y Córdoba tiene mucha vida por delante.

Desde que se anunció el cierre de la sucursal local de la tienda Falabella, hace 21 días, se dispararon los malos pronósticos sobre el futuro del edificio inaugurado en 1927. Sin embargo, comerciantes del centro nucleados en la Asociación de Amigos de calle Córdoba empezaron a convocar a empresarios locales que puedan invertir y formar un consorcio para gestionar espacios en el edificio centenario íntimamente ligado a la memoria de Rosario. Según señalan desde la entidad, se necesitan por lo menos unos 25 empresarios, de distintos rubros, para volver a dar vida a la tienda.

Chale se entusiasmó con el ofrecimiento y señaló que el municipio podría sumar su experiencia en la gestión de paseos comerciales como el Mercado del Patio o de administración de fideicomisos para la realización de obras públicas, por ejemplo para la remodelación de paseos comerciales.

La propuesta de los amigos de la peatonal para la esquina de Córdoba y Sarmiento rescata la memoria de los rosarinos, íntimamente ligada a la tienda fundada por los hermanos García. La propuesta de los empresarios rosarinos bucearía en los orígenes de la tienda local, rescataría el nombre de La Favorita y llenaría tres de los cuatro pisos del edificio con la oferta de comerciantes y fabricantes locales. Además sumaría un gran espacio gastronómico que traccione clientes al resto de las propuestas.

"Es un proyecto muy interesante, no sólo porque tenga como protagonistas a empresarios locales, sino porque muestra claramente que el edificio de La Favorita no es un elefante blanco en medio del centro, como se dijo en algunos planteos apresurados, y nos va a permitir hacer acciones al mismo tiempo como completar la oferta de las galerías", consideró Chale.

Para el funcionario, se trata de "una propuesta muy consistente, de personas que tienen años de presencia en el centro de la ciudad, y además desde el punto de vista comercial resulta muy atractiva, algo así como un pequeño shopping en medio de una gran tienda", resumió.

Y consideró que "lo mejor de todo esto es que demuestra que es un inmueble que mantiene interés, valor patrimonial y comercial, más allá de la decisión de Falabella de cerrar sus sucursales, no hay un camino sin retorno ni es el principio del fin del centro. Ni nada por el estilo".

Cruces por la intervención estatal

La situación del inmueble de la esquina de Córdoba y Sarmiento generó fuertes contrapuntos en la arena política santafesina, ya que el diputado provincial por el Frente Renovador, Oscar Cachi Martínez, presentó una iniciativa que pretende declarar de “utilidad pública” el emblemático edificio.

Ese proyecto busca “evitar su cierre definitivo” y poner en valor el edificio a través de distintas estrategias. “Una es la explotación exclusivamente comercial, y otra variante plantea la explotación comercial de manera conjunta con usos culturales, pudiendo a través de la autoridad de aplicación articular el sector público con el privado”, destacó Martínez.

Ante esta postura, el concejal rosarino Carlos Cardozo (Juntos por el Cambio), salió al cruce. “Teniendo en cuenta los grados de protección edilicia, arquitectónica e histórica, el Estado se debe limitar a acercar inversores que vuelvan a poner en marcha el centro comercial para generar trabajo genuino. No mas proyectos delirantes de palacios del empleo público”, exclamó Cardozo.

Y recordó: “El edificio tiene en catálogo de patrimonio una protección 1b, casi la máxima en envolvente e interior, por lo que no tiene sentido el proyecto del diputado Oscar Martínez”.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejá tu comentario