Ataque mafioso

Desplazaron a la cúpula de la policía rosarina y de la PDI

La decisión la tomó el ministro de Seguridad tras los ataques a balazos contra el frente del Concejo y la sede de la Fiscalía.

Viernes 21 de Diciembre de 2018

El efecto balaceras movió ayer por la tarde las estructuras de la cúpula policial. Tras el impacto nacional que produjo el ataque al Concejo Municipal y a las pocas horas contra la sede del Ministerio Público de la Acusación, el ministro de Gobierno santafesino, Maximiliano Pullaro, decidió reemplazar la conducción completa de la Unidad Regional II y removió al titular de la Policía de Investigaciones (PDI). A cargo de la policía rosarina asumirá Marcelo Gómez, junto a la subjefa Carina Degra, mientras que tomará el mando en la PDI Marcelo Albornoz.

La madrugada de ayer fue la segunda jornada consecutiva de balazos contra fachadas de instituciones del Estado. Ayer le tocó el turno nuevamente a la sede del MPA en Montevideo al 1900. Hasta anoche se contabilizaba una docena de atentados contra instituciones en lo que va de 2018.

Tras la conferencia de prensa a cargo del fiscal Regional Patricio Serjal y de los fiscales responsables de la Unidad de Gravedad Institucional, el ministerio de Seguridad confirmó el descabezamiento de la conducción de la URII y de la policía que investiga delitos complejos.

Los primeros en ser desplazados de sus cargos fueron Juan Pablo Bengoechea, director general de la Unidad Regional II, y el director de Policía y segundo en la cadena de mando, Claudio Romano.

Según pudo confirmar LaCapital con una alta fuente del Ministerio de Seguridad, en reemplazo de Bengoechea y Romano asumirán Marcelo Gómez y Carina Degra.

Gómez estuvo recientemente a cargo de la Unidad Regional VIII, mientras que Degra pasó toda su carrera profesional en la sección Policía Adicional.

Cambio de detectives

Ayer por la tarde hubo más cambios. En la PDI dejará su puesto el comisario general Daniel Corbellini, quien será reemplazado por Marcelo Albornoz, actual jefe policial en Casilda.

En el caso de Corbellini, sonó fuerte la idea de que asuma un cargo dentro del Ministerio de Seguridad.

La confirmación de la nueva conducción de la URII la hizo el propio ministro de Seguridad a través de su cuenta en la red social Twitter.

"Entre otras decisiones que estamos tomando para potenciar las tareas policiales, he designado al director de policía Marcelo Gómez como jefe de la Unidad Regional II. Quiero destacar y agradecer el trabajo desempeñado por el Director General Juan Pablo Bengoechea", concluyó el funcionario provincial.

Unas horas más tarde, el ministro ya encabezaba la primera reunión operativa junto al nuevo jefe y subjefa de la Unidad Regional II.

Así, las balaceras provocaron drásticos cambios.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario