La Ciudad

Desfiguró y violó a su ex pareja, afronta un pedido de pena de 14 años de prisión, pero está en libertad

Un juez primero dictó prisión preventiva pero después no tuvo en cuenta la perspectiva de género, la acusación y el riesgo hacia la víctima.

Jueves 06 de Mayo de 2021

Cuando desde distintos espacios se reclama perspectiva de género en el abordaje judicial de problemáticas vinculadas a la violencia machista, un caso testigo vuelve a poner en evidencia el camino que falta recorrer. Un hombre que está acusado de violar y agredir salvajemente a su ex pareja en noviembre del año pasado, y con un pedido de pena de 14 años de prisión, accedió a la libertad con restricciones, aunque la víctima debió irse de Rosario aterrada por las permanentes amenazas de muerte, que ahora vuelve a revivir.

El tratamiento judicial de un caso que tramita la Unidad Fiscal de Delitos Contra la Integridad Sexual de Rosario desde noviembre de 2020 demuestra no sólo que es carente de perspectiva de género por parte de un juez, sino que además pone en evidencia una serie de irregularidades en el esquema administrativo de notificaciones y trámites para agilizar un legajo penal cuya investigación el fiscal logró cerrar en cinco meses.

Agobiada y desesperada, el 17 de noviembre de 2020 Verónica denunció ante la Fiscalía que había sufrido una golpiza feroz dentro de su casa, ubicada en la zona de Laprida y Cerrito, donde convivió durante 4 años con su ex pareja, un hombre de 46 años con el que incluso habían forjado un negocio de artesanías.

Esa situación ya había tenido antecedentes de malos tratos verbales y psicológicos. Pero todo escaló. Esa noche le arrancó la ropa, le rompió el corpiño y le aplicó varios golpes de puño en la cara y en el cuerpo. Luego se constató que le víctima sufrió hematomas en los globos oculares, equimosis en el tórax, en una mano y tumefacción en el maléolo derecho.

"Si me denuncias, te mato"

El martirio de Verónica, de 48 años, no terminó ahí. Mientras seguía privada de la libertad y bajo amenazas, al otro día a la mañana fue violada. Según la denuncia, mientras ella lloraba desconsolada por los golpes y el sufrimiento físico y emocional, el agresor la abusó sexualmente.

Después de tres días de mantenerla encerrada en la vivienda, el agresor le manifestó: “Si me denuncias, te voy a buscar y te voy a matar”. Con esa carga, la víctima llegó a la oficina de Delitos Contra la Integridad Sexual y denunció los hechos. Después, ante las permanentes amenazas, hostigamientos y el riesgo de vida, la mujer debió mudarse a otra provincia, dejando en Rosario trabajo, familia, amigos y su centro de vida.

El sospechoso fue detenido y el de 2 de diciembre llevado a una audiencia, donde el fiscal Ramiro González Raggio le imputó los graves hechos. Según el encuadre, cometió los delitos de privación ilegítima de la libertad con violencia, lesiones leves doblemente calificadas por el vínculo y por darse en contexto de violencia de género, abuso sexual con acceso carnal y amenazas en concurso real.

>> Leer más: La Ruta Crítica y el camino de las víctimas para evitar y sobrevivir a las violencias

La jueza Valeria Pedrana aceptó el encuadre y dispuso la prisión preventiva de Jorge P. V. por 90 días, plazo que venció el 26 de febrero. Ese día se realizó una nueva audiencia, esta vez a cargo del juez Facundo Berrera, quien decidió prorrogar el encierro efectivo del imputado, según determinó, “hasta la finalización de la audiencia preliminar, o hasta el 30 de abril de 2021, o lo que ocurra primero”.

Desprolijidad administrativa y errónea interpretación

Lo que ocurrió primero fue la acusación formal que anticipó el fiscal ante la Oficina de Gestión Judicial (OGJ) el 15 de abril, donde además adelantó que pediría una pena de 14 años de prisión, y solicitó que el 30 de abril -se debía revisar la prisión preventiva- también se fije la audiencia preliminar, para exponer su pretensión punitiva, y las pruebas de un caso que logró investigar en cinco meses.

Sin embargo, en la audiencia del 30 de abril se dio una sorpresa. A pesar de haberse cumplido con los plazos y requisitos procesales, el mismo juez Becerra le otorgó la libertad al acusado bajo ciertas restricciones, sin llevar adelante la audiencia preliminar. La resolución causó estupor en la víctima y obligó al fiscal a realizar un planteo de apelación, que deberá discutirse ante la Cámara Penal.

Ante un Tribunal superior donde solicita que se revoque la libertad del imputado, el fiscal explica que “en vez de exhortar (el juez) a la oficina encargada de organizar y notificar las audiencias para que fije la audiencia preliminar, le otorga la libertad al imputado, afectando el trabajo de esta fiscalía y los derechos de la víctima en el caso.

Alarmante falta de perspectiva de género

Además de reforzar que el acusado afronta un pedido de prisión de 14 años, que de ser efectiva carecería de todos los beneficios en una etapa de ejecución, advierte la alarmante “ausencia de una mirada con perspectiva de género” de un hecho tan grave.

Para el fiscal, resulta “intolerable que la víctima haya tenido que trasladarse a otra ciudad, modificar sus actividades cotidianas, salir de su centro de vida por las amenazas y violencias ejercidas por el imputado, y que paradójicamente eso se utilice en su contra para dictar una resolución que le es complemente perjudicial a su seguridad y bienestar psicológico”.

Lo llamativo es que la mudanza de la víctima ya era conocida por el juez cuando prorrogó la prisión preventiva el 26 de febrero, y por eso el desconcierto de la fiscalía ante la segunda resolución, más aún cuando la situación del imputado se agravó severamente al haber sido acusado con un pedido de pena de 14 años.

La controversia espera ahora por una segunda instancia donde el fiscal expondrá en una audiencia ante la Cámara Penal y la defensa sus argumentos para tratar de revertir la decisión que le otorgó la libertad a un hombre acusado de un grave hecho de violencia de género.

Piden el apartamiento de un fiscal

Mientras un fiscal se queja por la falta de perspectiva de género de parte de los jueces, la Colectiva Asociación de Abogadas Translesbofeministas de Rosario solicitó el apartamiento de un fiscal por no contar con perspectiva de género y perjudicar a una mujer, víctima de un robo, ya que se sintió maltratada y destratada por el funcionario. La presentación se hizo el 2 de marzo ante la Fiscal Regional María Eugenia Iribarren, pero ante el rechazo, la organización feminista solicitó la revisión del caso por parte del Fiscal General Jorge Baclini.

Se trata de una mujer que el 17 de febrero fue víctima del robo de prendas íntimas en su casa, hecho cometido por un hombre con antecedentes, que luego fue imputado. Las abogadas de la joven plantearon que por los rasgos particulares del hecho se daba “un robo en contexto de violencia de género”.

Así lo entendió la jueza que dictó la prisión preventiva del imputado, una persona que además merodea por la zona donde reside la denunciante. Pero la víctima planteó que se sintió violentada y ninguneada por el fiscal Adrián Mc Cormack, a cargo de investigar el caso y precisamente resguardar sus derechos.

“En referencia burlona dijo que la teoría del caso (robo en contexto de violencia de género) sólo ocurría en la imaginación”. Y a lo cual agregó: “no me voy agregar más trabajo por un robo mínimo”, según la denunciante.

Además, la mujer planteó que no fue citada como parte denunciante a la audiencia imputativa, y que desde que hizo público la amenaza y el robo en redes sociales, percibe “hostigamiento mayor” por parte del fiscal. Ante esa situación La Colectiva de Abogadas Translesbofeministas solicitó el apartamiento del fiscal y que se revise su conducta.

Analizar los delitos en contexto de violencia de género no es una opción para quienes tienen a cargo la investigación y la acusación, es una obligación. Es válido aclarar que en el requerimiento realizado por la víctima no se pide ninguna sanción para el funcionario, sólo que sea otro colega que cuente con formación en género quien lleve la causa”, aclara la entidad.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario