La ciudad

Desde la semana próxima viajar en taxi en Rosario costará 15 por ciento más

Además, tras semanas de un áspero debate, los ediles avalaron otra suba del 14 por ciento a partir de noviembre. La oposición habló de un "golpe al bolsillo de la gente".

Viernes 29 de Agosto de 2014

Tras semanas de un áspero debate, el Concejo le dio luz verde al aumento de la tarifa de taxis de un 15 por ciento en lo inmediato y otro 14 por ciento a partir del 1º de noviembre. Al mensaje que votaron ayer los ediles, luego de una prolongada discusión en el recinto de sesiones, se sumó el futuro estudio de medidas complementarias de seguridad para el sector y los remises. El incremento entraría en vigencia la semana próxima, una vez que el Palacio de los Leones reciba el texto sancionado por el cuerpo y las unidades hayan ajustado sus relojes a los nuevos valores de los viajes.

A media mañana, la comisión de Servicios Públicos del cuerpo le dio despacho favorable, para su tratamiento posterior, al incremento de la tarifa de taxis y remises.

"Es un 15 por ciento ahora y otro 14 por ciento desde el 1º de noviembre", señaló el presidente de la comisión, Carlos Comi. Y confirmó que en los próximos días analizarán "los criterios a adoptar para establecer el mejor sistema que permita afrontar al taxista una situación de emergencia".

Sobre las 21, el aumento fue aprobado de manera ajustada: 13 votos a favor y 9 en contra. El estudio del Ente de la Movilidad (EMR) había reflejado un desfasaje del 32 por ciento, aunque los ediles consensuaron una suba del 29 por ciento para no provocar un impacto negativo en los usuario.

Las tratativas fueron intensas en los últimos días y la comisión pasó a sucesivos cuartos intermedios. Recién el martes el oficialismo logró garantizar los respaldos necesarios para sancionar la suba (en Servicios Públicos contaba con mayoría). Por entonces, el aumento tenía el aval de nueve votos, ocho frentistas y el del justicialista Osvaldo Miatello, y había cosechado al menos cuatro nuevos respaldos.

No obstante, la firma del despacho quedó pendiente para ayer con el fin de cimentar el consenso.

A su vez, los taxistas metieron presión: amenazaron con lanzar un paro e ir a la Justicia si la suba no se votaba a la brevedad.

Tras la votación, Carlos Cossia (Peronismo Solidario) fundamentó su aval: "Tenemos que asumir la responsabilidad de acompañar el aumento, incluso quedando comprometidos. De lo contrario, debemos cambiar el sistema para establecer los costos de la tarifa". Lo propio hicieron Norma López y Roberto Sukerman, por el FpV, y Lorena Giménez (PPS).

En cambio, los concejales del PRO Rodrigo López Molina, Ana Laura Martínez, Carlos Cardozo, Alejandro Rosselló y María Julia Bonifacio afirmaron que el incremento es "un golpe al bolsillo de la gente". El bloque, al igual que el radical Jorge Boasso y Diego Giuliano (PJ), impulsó una propuesta alternativa a la del oficialismo en la que exigía mejorar las condiciones de seguridad, entre otras medidas.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS