La ciudad

Desde el municipio alientan la fabricación local de costosos insumos médicos

La intendenta presentó el proyecto público privado que incentiva a fabricantes locales a generar insumos para la red de salud.

Jueves 09 de Octubre de 2014

La intendenta Mónica Fein presentó ayer el proyecto de diseño y fabricación local de dispositivos médicos, una iniciativa público-privada a través de la cual, a instancias del Estado local, se alentará a fabricantes de la ciudad a producir insumos de recurrente uso en la red de salud (tanto pública como privada), en su mayor parte importados y cuyos costos en los últimos meses se han hasta cuadriplicado, a la par de haberse complicado su provisión.

Los ítems más representativos son guantes no estériles y estériles, jeringas descartables y macrogoteros, que representan un gasto anual, calculado a precios promedios de mayo 2014, de $6,5 millones en el ámbito público municipal, triplicándose prácticamente esta cifra si se consideran otros prestadores.

Se trata de una cartera de insumos que en 2013 representó para el municipio una erogación de 25 millones de pesos, cifra que, si se agrega lo invertido por la provincia y lo estimado por el sector privado, compone un mercado de materiales biomédicos que ronda los 75 millones de pesos en la ciudad y 150 millones de pesos a nivel provincial.

Según se destacó, de este modo el municipio será nuevamente pionero en el sector salud con un proyecto que tiene como principal objetivo reunir las fuerzas productivas para producir desde Rosario insumos médicos de primera necesidad, que en varios casos y por causa de la coyuntura económica actual, han visto dificultada la garantía de su normal aprovisionamiento.

En este sentido, la propuesta de la Municipalidad despertó en sus etapas previas un decidido interés de la Administración Nacional de Medicamentos, Alimentos y Tecnología Médica (Anmat).

Durante el lanzamiento de la propuesta, que contó además con la presencia del presidente del Polo Tecnológico de Rosario, Raúl Siri, y los secretarios de Salud y de Producción municipal, Leonardo Caruana y Eleonora Scagliotti, la intendenta expresó su satisfacción por "poder presentar junto a la Anmat y el Polo Tecnológico esta idea de propiciar la producción local de insumos, que actualmente en general se importan, para que empresarios afines al rubro puedan desarrollarlos en la ciudad y venderlos también al sector privado".

Fein resaltó la fuerte presencia empresarial que acompañó el anuncio como señal del interés que despierta la propuesta, a la par del decidido apoyo del Polo Tecnológico y sus firmas asociadas en lo que respecta a la asistencia y logística para la planificación y desarrollo de los procesos productivos.

En detalle. Se trata de una nueva iniciativa público-privada en la cual interactúan la Municipalidad, a través de la Secretaría de Salud y la Secretaría de Producción, y el Polo Tecnológico Rosario.

En su etapa de elaboración, la titular de la cartera de Producción, Eleonora Scagliotti, y su par en materia de Salud, Leonardo Caruana, junto a integrantes del Polo Tecnológico, estuvieron reunidos con el director de la Administración Nacional de Medicamentos, Alimentos y Tecnología Médica (Anmat), Carlos Chiale, ocasión en que el organismo nacional manifestó un total interés en esta iniciativa y valoró la importancia estratégica de contar con este tipo de producción local.

Actualmente, el sistema de salud pública municipal involucra un pool total de 1.200 materiales biomédicos, de los cuales alrededor de 200 son de uso general. En conjunto, representan para la Municipalidad un gasto anual del orden de los $25 millones (cierre 2013).

Si al gasto municipal se le suma el provincial y el que estimativamente realiza el sector privado, se puede concluir que el mercado de materiales biomédicos ronda los 75 millones en la ciudad y 150 millones a nivel provincial.

El proyecto propone abordar, al menos en una primera etapa, aquellos materiales que reúnan estas características: alto impacto en términos de cantidades consumidas, baja complejidad en su producción, dificultades en el abastecimiento y/o notable aumento en las cotizaciones.

A partir de estos criterios, se propone el abordaje de algunos materiales específicos, cuyas características, en términos de cantidades consumidas anualmente, representan un gasto estimativo anual de alrededor de 13 millones.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario