La ciudad

Desde el Concejo lanzan medidas para desactivar delitos cometidos en moto

Una de las ideas es colocar la chapa patente en el casco, instalar una línea gratuita 0800 para realizar denuncias y un software para escaneo de matrículas y obtención de documentación vehículos.

Miércoles 23 de Abril de 2014

El presidente del Concejo Municipal, Miguel Zamarini, y el edil radical Jorge Boasso, autores de la iniciativa para prohibir el expendio de combustible a vehículos sin patente, se reunieron con el titular del Sindicato de Obreros de Estaciones de Servicio, Ismael Marcón, para evaluar los alcances del proyecto.

“Fue una charla muy positiva y enriquecedora. Vinimos con un proyecto y nos volvimos con otros que son interesantes para analizar y algunos de ellos, incluso, ya están en tratamiento en diferentes comisiones del Concejo”, sostuvieron los concejales.

Por su parte, Marcón coincidió en que la reunión "fue muy positiva", y a lo que agregó: "Se escucharon varias opiniones y se introdujeron modificaciones que hacen más amplia la ordenanza original, contemplando la seguridad de los trabajadores. Lo que más nos preocupa es la falta de seguridad hoy en las estaciones de servicios. El tema es quienes lleguen a carga combustible se puedan identificar y eso se deben implementar otras medidas", remarcó el dirigente en declaraciones al programa "Todos en La Ocho".

En ese sentido, desde la Cámara de Estacioneros manifestaron que muchas veces es complicado visualizar las patentes de las motos. Por ese motivo, avanzaron en la idea de colocar la chapa patente en el casco de los conductores e instalar una línea grauita 0-800 para realizar denuncias y software para escaneo de patentes y obtención de documentación de vehículos.

En caso de avanzarse con esta batería de medidas, brindarían el aval al proyecto presentado este lunes por los mencionados concejales y expenderían combustible solamente a autos con patente y a motos que, además de llevar la chapa, coloquen el numero de patente en el casco, al margen de la instalación del software y la línea telefónica, que también seria una condición "necesaria" para la implementación.

“Nosotros no queremos que el trabajador se convierta en quien tiene que controlar la seguridad. Aquí tiene que existir conciencia ciudadana, profundización de controles y reducir al margen mínimo la responsabilidad de los empleados de las estaciones de servicio. Así lo manifestaron los dirigentes del sindicato y de ese modo lo encararemos”, apuntaron los concejales.

“La sola exigencia del casco para vender combustible –que rige desde 2011- no les permite identificar al conductor. Con esta batería de medidas, podríamos llegar a un acuerdo que pueda satisfacer a las distintas partes y brindarle seguridad a los estacioneros y esencialmente a la ciudadanía”, agregaron Zamarini y Boasso.

Al respecto, agregaron: “Estas iniciativas, lógicamente, debe complementarse con los cientos de controles que se producen a diario en la ciudad de Rosario en motos y vehículos. Buscamos un agregado más a las iniciativas en materia de seguridad y nos complace haber avanzado con una de las partes involucradas”.

“Todas estas medidas deben ser acompañadas con una fuerte presencia del estado en lo social. Nosotros nos estamos refiriendo a cuestiones de acción pero también es necesario hacer hincapié en la prevención. La inseguridad no se soluciona solamente con penas, sino también con acompañamiento, educación y presencia permanente del Estado”, apuntaron Zamarini y Boasso.

“Cuando se trata de la seguridad de los ciudadanos, debemos maximizar el ingenio y reducir el margen de error hasta donde nuestra competencia sea posible. De este modo, creemos que se puede dar un salto cualitativo en la búsqueda de la reducción de los delitos en vía pública”, agregaron.
 

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario