La ciudad

Denuncian que un lobby con contactos políticos busca destruir el Club Italiano

Dos concejales y un diputado estarían detrás de una maniobra destinada construir un edificio donde está el inmueble.

Domingo 15 de Septiembre de 2019

Un escándalo de proporciones envuelve por estas horas al Club Italiano (Buenos Aires 1252), una entidad que está intervenida desde hace al menos seis meses por la Inspección General de Personas Jurídicas de la provincia, que detectó un verdadero descalabro financiero y administrativo. En el marco de un proceso normalizador que tiene prevista la realización de una asamblea el mes próximo, gran parte de la colectividad italiana de Rosario busca evitar la desaparición de la centenaria casona, declarada patrimonio de la ciudad, y advierte la existencia de un poderoso lobby con fuerte conexión política que intenta destruir el club para plasmar allí un negocio inmobiliario.

   El edificio que supo albergar gran parte del quehacer de inmigrantes italianos en la ciudad luce hoy muy deteriorado. De aquel gran esplendor queda poco, pero desde diversos sectores de la colectividad aseguran que ese deterioro fue premeditado. “Nosotros quisimos asociarnos para levantar la entidad nuevamente. Queremos que muchas asociaciones italianas que no tienen sede puedan utilizar sus instalaciones, pero la comisión que administraba la entidad no nos dejó asociar porque buscan que el club desaparezca, demolerlo y plasmar allí un gran negocio inmobiliario”, le aseguró a La Capital una calificada fuente que conoce en detalle los pormenores del camino que tiene por objetivo llevar al club al ocaso.

   Para lograr ese objetivo es clave que el inmueble esté muy deteriorado, ya que sólo así se podría evadir la protección patrimonial que tiene. El lobby inmobiliario tendría aceitadas conexiones políticas, entre las que se cuentan dos ediles que integran la bancada mayoritaria del Concejo y un diputado provincial con estrecha relación con un sindicato.

   La intervención se declaró luego de que se detectara que el club carece de libros de balances y estatutos y arrastra una importante deuda de impuestos y servicios, lo que llevó a que hoy el inmueble no tenga gas ni luz.

   Ante ese escandaloso desmanejo, la anterior comisión directiva fue declarada nula y ahora la intervención busca plasmar una asamblea en la que se elijan las nuevas autoridades.

Aluvión

Con la vista puesta en esa asamblea, sectores de la colectividad denunciaron que el lobby que busca la desaparición del club está llevando gente a asociarse para poder ganar la elección. Es más, no dudaron en remarcar que muchos de esos nuevos socios pertenecen al sindicato con estrecha relación con el diputado provincial que busca réditos detrás del futuro negocio inmobiliario.

   La avidez por nuevos socios llevó hasta plasmar escenas absurdas, como la afiliación de gente prácticamente a oscuras dentro del inmueble de calle Buenos Aires. “Es increíble, no tienen luz porque no pagaron las boletas y les cortaron el servicio, pero llevan a la gente en penumbras y la asocian para tener más personas en la asamblea, ganar y terminar de llevar adelante el plan de destruir el club y hacer un edificio”, indicó otro italiano indignado que busca que no desaparezca la emblemática entidad.

   “Nosotros queremos que la comunidad pueda disfrutar de este club, que no desaparezca, porque forma parte de la historia de los inmigrantes que hicieron grande a Rosario y al país”, puntualizó.

   Así las cosas, buscan que no sean pocos quienes se sumen a su lucha para contrarrestar este lobby y salvar a la entidad.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario