La ciudad

Denuncian que un hotel de Puerto Norte construye más de lo permitido

Durante la sesión de ayer en el Concejo sobrevoló el escándalo. La oposición denunció que uno de los hoteles que se está levantando en Puerto Norte construyó dos plantas por encima de lo...

Viernes 14 de Junio de 2013

Durante la sesión de ayer en el Concejo sobrevoló el escándalo. La oposición denunció que uno de los hoteles que se está levantando en Puerto Norte construyó dos plantas por encima de lo permitido. Según el edil Alberto Cortés la firma Ingeconser superó la altura autorizada para construir sobre silos de valor patrimonial en Ciudad Ribera. Por eso reclamó al Ejecutivo que remita al cuerpo el permiso de edificación para determinar si deben paralizarse las obras. El oficialismo se negó y recordó que hace meses la intendenta envió una propuesta con nuevos indicadores para el complejo.

"No creo que sea como se denuncia, hace poco agentes de Obras Particulares del Distrito Norte hicieron las inspecciones de rutina y no tengo presente que hayan detectado lo que se planteó en el Concejo, todo lo contrario", señaló el secretario de Gobierno, Fernando Asegurado.

El funcionario fue consultado por LaCapital tras la negativa del presidente de la bancada socialista en el Palacio Vasallo, Manuel Sciutto, a responder los llamados de este diario. "Hablen con Asegurado", fue la directiva de su vocera.

En el recinto, el concejal Cortés (Partido Socialista Auténtico) presentó sobre tablas un proyecto de decreto donde reclamaba a la Intendencia que remitiera el permiso de edificación y todas las actuaciones efectuadas.

Según el edil opositor, la altura máxima autorizada para construir en el predio de avenida de la Costa y Thedy por encima de los silos que pertenecieran a la ex Maltería SAFAC era de dos plantas.

"Sin embargo, a la fecha ya se encuentran ejecutadas cuatro plantas por arriba de los silos y se están preparando las columnas de la quinta planta, sin que esto haya sido aprobado por el Concejo, y violando la ordenanza vigente desde 2008", denunció Cortés.

En la sesión, el interbloque oficialista rechazó el pedido del PSA. Alegó que debía debatirse en la comisión de Planeamiento, donde está en estudio desde hace meses un mensaje de la intendenta Mónica Fein que propone una nueva altura para el complejo.

"La ordenanza vigente autoriza una altura máxima de 32 metros (incluidos los silos) y Fein propone ahora elevarlo a 52 metros con seis plantas", contó Cortés.

Para el concejal del PSA "una cosa es el planteo de la intendenta, que habrá que discutir, y otra cuestión es determinar si el constructor, como nosotros afirmamos y documentamos con fotografías, construyó por encima de lo permitido originalmente".

Cortés dijo tener dos hipótesis: "O bien el constructor levantó más plantas de lo autorizado por su cuenta y habrá que analizar si corresponde ordenarle que lo demuela o paralice las obras. Lo más grave sería que el municipio le haya dado un permiso de edificación erróneo, diferente a lo que establece el marco regulatorio para esta zona de Puerto Norte, lo que ameritaría iniciar una causa judicial", conjeturó.

Para Cortés, "el oficialismo está buscando ganar tiempo para tratar que el Concejo apruebe la propuesta del Ejecutivo y de esta manera se legitime el hecho ya consumado a contrapelo de la ordenanza".

Luego recordó que "Ingeconser es la misma empresa que presentó una propuesta para construir cocheras subterráneas bajo la plaza San Martín, aduciendo que era el lugar más rentable. La iniciativa fue cuestionada por urbanistas, ambientalistas y vecinos ya que violaba la ordenanza de iniciativa privada en el marco de la cual se presentaba".

"No obstante ello —agregó— la Intendencia remitió la propuesta al Concejo para su tratamiento y luego, cuando las irregularidades se pusieron muy en evidencia, intentaron a último momento transformarla en una licitación de otro tipo, a la medida de Ingeconser, y finalmente tuvieron que retirar el proyecto ante la magnitud del escándalo generado".

Según Cortés, "es llamativo que el mismo Ejecutivo que hizo estas increíbles piruetas para tratar de aprobar, contra viento y marea, el negocio de Ingeconser bajo la plaza San Martín, sea el mismo que ahora hace la vista gorda ante la grosera violación de la ordenanza vigente en la construcción de este otro negocio de Ingeconser y utiliza los votos que tiene en el Concejo para trabar los pedidos de informe y control".

Antecedente

La sobreconstrucción en Rosario tiene un antecedente emblemático. En febrero de 2007 el estudio Caffaro Rossi tuvo que eliminar el último piso de una torre que había levantado en Wheelwright 1400. A esa resolución se llegó tras la clausura de la obra y una mediación judicial.

¿Te gustó la nota?

Dejá tu comentario