La ciudad

Denuncian que sólo hay tres médicos para atender la guardia del Centenario

Así lo aseguran los gremios que nuclean a los profesionales. El martes pasado murió un paciente tras esperar asistencia por largas horas.

Lunes 29 de Julio de 2019

Entidades sindicales que agrupan a los profesionales de la salud denunciaron que en la guardia del Hospital Centenario sólo hay tres profesionales para atender la creciente demanda de pacientes que se da en esta época del año y que tampoco hay un sistema de triage, lo que permite evaluar la gravedad de los cuadros clínicos de quienes están en la sala de espera para agilizar su ingreso. El alerta llega con un antecedente trágico: la semana pasada, un hombre de 64 años falleció en la guardia de ese efector tras esperar más de cinco horas por una atención médica que nunca llegó.

Tanto desde la Federación Sindical de Profesionales de la Salud de la Argentina (Fesprosa) como desde el Sindicato de Profesionales Universitarios de la Salud (Siprus) dejaron en claro que "la muerte de un paciente tras una larga demora en la sala de espera de la guardia hizo evidentes muchas de las condiciones de trabajo y atención que se venían denunciando".

"El Hospital Centenario, el de tercer nivel más importante de la provincia, cuenta con sólo tres profesionales médicos en la guardia externa. Si bien fue remodelada hace algunos años, el espacio y la capacidad de atención son reducidos para la demanda que tiene el servicio", aseguraron en el comunicado firmado por ambas entidades.

En diálogo con La Capital, la secretaria general de Siprus, María Fernanda Boriotti, destacó ayer que "la realidad del Centenario se vive también en los hospitales Eva Perón, de Granadero Baigorria y Provincial. Hemos pedido refuerzos de personal y mejores condiciones edilicias en las guardias, pero no hemos tenido respuestas", aseguró.

En tal sentido, Boriotti también destacó que "tampoco se tuvo en cuenta el pedido de creación de un área de triage, lo que permitiría evaluar previamente la condición clínica del paciente. Obviamente que eso requiere de mayor personal, pero permitiría que se trabaje distinto y que la gente sepa qué demora va a tener en relación a su cuadro clínico. Hoy, en el caso específico del Centenario, en admisión hay un administrativo que no tiene los conocimientos para poder evaluar un cuadro clínico y poder determinar si debe ser atendido con premura. Eso debe hacerlo un profesional en un área de triage, pero eso implica establecer otra forma de atención que requiere de una decisión política que hasta ahora no se ha concretado", indicó la profesional.

En negro

La denuncia de las entidades gremiales no sólo puso en evidencia los pocos profesionales afectados a las guardias externas sino que fue más allá y alumbró la situación de trabajo en negro de la mayoría. "La mitad de los profesionales trabaja en negro, son monotributistas que no tienen aportes ni estabilidad. El último pase a planta permanente en el área de salud se dio en 2013", indicó Boriotti.

El comunicado de los gremios señala además que si bien la fachada externa del Centenario "fue remodelada hace algunos años, el espacio y la capacidad de atención son reducidos para la demanda que tiene el servicio. Basta recorrer el lugar para ver a los pacientes, que luego de ser atendidos están recibiendo un tratamiento o esperando un estudio complementario, amontonados uno al lado del otro en sillas por falta de camillas y consultorios adecuados. Pacientes que quedan internados en la guardia durante varios días por falta de camas en toda la red", se destaca en el escrito.

"La inauguración de la nueva fachada del hospital contrasta con las obras de ampliación de la guardia que en teoría estaban presupuestadas, pero nunca comenzaron", aseguraron.

En ese orden, Boriotti destacó que "la situación por la que atraviesan los profesionales evidencia un deterioro en sus condiciones de trabajo. La demora en la atención genera estados de irritabilidad de los pacientes y todo se mejoraría si de una vez por todas se implementa el sistema de triage que nos permite fijar y determinar prioridades en la atención", puntualizó.

El comunicado de Fesprosa y Siprus deja en claro que "más allá de las participaciones singulares de los actores que estuvieron en esa situación concreta (la muerte de un paciente de 64 años), hay que dejar en claro que la responsabilidad de las condiciones de atención es del gobierno, que debe invertir para que los trabajadores tengan las condiciones adecuadas para desarrollar sus tareas y que la población (que sostiene con sus impuestos el sistema) acceda a servicios de salud de calidad".

colapsada. La guardia externa del Centenario fue escenario de la muerte de un paciente el martes pasado tras una larga espera por atención médica.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario