La ciudad

Denuncian que en Rosario cerca de 4.500 albañiles trabajan en negro

Es un cuarto de los 22 mil obreros registrados por la Uocra. Fuerte denuncia del gremio. Ayer hubo una protesta frente al edificio que se levanta en Sarmiento al 1500.

Miércoles 18 de Mayo de 2011

De la mano del auge de los ladrillos y el cemento, los números también crecieron en la Unión Obrera de la Construcción (Uocra). Claro que las cifras no siempre son a favor: todavía hay unos 4.500 albañiles que trabajan por fuera del gremio sin cobertura ni derechos laborales. La cantidad no es poca, casi un cuarto de los 22 mil empleados registrados que hoy están representados por 100 delegados, 77 más que los 23 que había siete meses atrás, cuando la delegación local de este sindicato cambió de conducción.

Según el delegado a cargo de la Uocra Rosario, Carlos Vergara, el empleo en negro es una de las irregularidades que pegan más fuerte en el sector. "Esto va en desmedro de los trabajadores y tiene varias modalidades, desde no estar afiliado al gremio hasta aceptar recibos donde constan menos horas de las que realmente se trabaja", detalló el dirigente que ayer encabezó una manifestación para denunciar irregularidades.

Manifestaciones. "Estoy saliendo a la calle para defender el derecho de los trabajadores, así como lo hicimos unas diez veces en los últimos dos meses, porque en el 70 por ciento de las obras que se construyen a través de un fideicomiso se encuentra algún tipo de irregularidad", dijo Vergara. Ayer, a media mañana, con redoblantes y corte de calle, el dirigente encabezó el grupo que se manifestó frente al edificio que la empresa Fundar levanta en Sarmiento 1500.

En el lugar, la Uocra detectó trabajadores en negro, "que cobran muy por debajo de las horas reales, además de falta de seguridad y de higiene", relató el delegado a cargo de la Uocra local. La intervención incluyó una asamblea con los empleados de la obra que allí se levanta a quienes les informaron que por la movilización se había hecho presente un letrado de la empresa.

"Prometieron que iban a venir para solucionar el tema, esperamos que cumplan y además les dijimos a los obreros que si llegaran a tener alguna represalia vamos a estar para defenderlos", comentó Vergara antes de añadir que una vez producido el compromiso con el portavoz de la empresa, los albañiles retomaron sus tareas.

Derechos. "Vamos a ir adonde haya una obra con irregularidades, la Unión Obrera de la Construcción tarde o temprano se hará presente para evitar que las variables de ajuste sean los trabajadores", enfatizó el dirigente en lo que consideró un mensaje del que deberían tomar nota las empresas que "no vacilan en afinar el lápiz en desmedro de los empleados".

Críticas. "Estoy saliendo a la calle a defender el derecho del trabajadores", insistió Vergara. Y dijo que la situación que encontró al hacerse cargo de la delegación local es responsabilidad de quienes lo antecedieron en el puesto en los últimos 15 años.

"Las manifestaciones frente a las obras donde se detecten irregularidades van a continuar, no hay manera de pararlas; o se adecuan a lo que marca la ley laboral o vamos a tener historias como estas todos los días", subrayó.

Según Vergara, la decisión de movilizarse para hacer visibles los lugares donde la Uocra considera que no se cumplen las condiciones dignas de trabajo, tiene su razón de ser. "Me decidí a tomar estas medidas porque cuando uno llama a las diferentes empresas para hablar sobre el tema no responden, parecen no sabe no contesta y lo peor de todo es que además no nos hacen caso".

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario